El Plan España 2050, presentado el jueves por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, elaborado por expertos independientes, contempla la creación de un gran fondo público de capital riesgo para financiar proyectos empresariales.

El documento, Fundamentos y Propuestas para una Estrategia de Largo Plazo, sostiene que, en parte, el problema de la baja productividad de la economía española se debe a la escasez de vías de financiación distintas de la que ofrece la banca.

El "insuficiente desarrollo de fuentes de financiación alternativas a la bancaria", dice el informe, es uno de los factores, junto a la "menor calidad del capital humano, el funcionamiento del mercado laboral, y las trabas burocráticas" que obstaculizan "la puesta en marcha de proyectos de innovación y el crecimiento de las empresas más eficientes".

Los expertos proponen un fondo capaz de generar financiación "para cubrir proyectos de envergadura"

Los expertos consultados por el Gobierno proponen "fomentar el desarrollo de fuentes de financiación empresarial alternativa a la bancaria", con especial foco en "la inversión en capital riesgo en ámbitos estratégicos, que facilite el desarrollo de proyectos tanto en sus fases iniciales como en las de crecimiento y expansión".

Pero el documento no aboga por impulsar el sector privado del capital riesgo, o atender las reclamaciones que desde esta industria se viene haciendo a los distintos gobiernos españoles (como permitir una mayor participación en el capital riesgo de fondos de pensiones, o mejorar el tratamiento fiscal de los bonus).

Los expertos proponen "la creación de un Fondo Nacional de Capital Riesgo público-privado", cuya dotación de capital público serviría "como palanca de captación de capital privado". El tamaño del fondo, que no se precisa, sería en todo caso lo suficientemente elevado como para ser capaz de "generar una masa crítica de financiación lo suficientemente elevada como para cubrir proyectos de envergadura".

En España se han lanzado ya iniciativas públicas de capital riesgo; algunas han terminado en los juzgados

Como espejo en el que mirarse para poner en marcha esta iniciativa de un fondo público de capital riesgo se menciona a la incubadora Green Tech lanzada por Francia en 2016, especializada en la financiación de startups "que llevan a cabo innovaciones verdes".

Capital riesgo público

En España se han llevado a cabo ya en el pasado distintas iniciativas de creación de fondos públicos de capital riesgo con desigual resultado.

El Instituto de Crédito Oficial (ICO), a través de su sociedad gestora de capital riesgo Axis, promueve desde hace más de una década los Fond-ICO Global. El pasado año el organismo lanzó la mayor convocatoria de este fondo desde su creación, con un importe de hasta 430 millones de euros.

En la actualidad se está juzgando el caso Invercaria, sociedad de capital riesgo creada por la Junta de Andalucía

Desde el sector del capital riesgo que opera en España se tiene, en general, buena impresión de la labor del ICO, y también de iniciativas de inversión en empresas de reciente creación o proyectos empresariales financiados por Enisa o Cedeti.

También las Comunidades Autónomas han creado fondos de capital riesgo. La Junta de Andalucía anunció en abril la constitución de tres fondos de capital riesgo con 50,25 millones. La Generalitat de Cataluña anunció a principios de año la próxima creación de un fondo de inversión público privado para "mejorar el índice de innovación de Cataluña", que contempla hasta 30 millones de euros.

Pero existen casos de creación de fondos de capital riesgo públicos que han terminado en los juzgados.

El caso más relevante es el de Invercaria, la sociedad de capital riesgo creada por la Junta de Andalucía bajo el Gobierno del PSOE, que estos días se juzga en Sevilla, por presuntos delitos en la gestión pública de la firma.