Seis mil empleados, 45 mercados, 1.500 millones de euros de facturación y 6.500 millones de valor en Bolsa. Esas son las cifras que ha logrado Fluidra en 52 años vendiendo componentes de piscinas. Una empresa que acapara los focos del Ibex 35 por un aumento del 160% de su valor bursátil en plena pandemia.

"El coronavirus ha disparado el sector de las piscinas residenciales", explica a Vozpópuli el presidente ejecutivo de Fluidra, Eloi Planes. El directivo dirige desde 2016 la empresa que fundó su padre, Joan Planes. Un proyecto que no montó y que surge de la alianza de cuatro familias catalanas: los Planes, los Serra Duffo, Corbera Serra y Garrigós. Estas familiar son actualmente dueños del 50% de la compañía, tras su salida a Bolsa en 2007, y que ahora comparten un 16% de la compañía con la gestora estadounidense Rhone Capital.

Su negocio se fundamenta en ser el elegido por los constructores de piscinas a nivel mundial para equipar sus proyectos. "La parte de la construcción de una piscina nueva es una parte clave de nuestro negocio, aunque una de las partes fuertes de nuestro negocio es el mantenimiento", comenta Planes. Fluidra ha logrado convertirse en uno de los líderes mundiales del sector, donde cuatro compañías controlan cerca de un 25% de un sector que mueva 7.000 millones de euros al año.

Y la mitad de este negocio se genera en Estados Unidos, donde la empresa de Eloi Planes dio un golpe encima de la mesa en 2017 tras su fusión con un gigante local como Zodiac. "Es el acuerdo que nos convierte en la primera compañía a nivel mundial", celebra el presidente de Fluidra. "Fue difícil unir una gran empresa familiar como la nuestra con un gigante estadounidense pero, gracias a ello, ahora tenemos muchas oportunidades y somos un referente en un país que representa un 35% de nuestra facturación", explica.

Los inversores apuestan por las piscinas

Sólo en 2021, su valor bursátil ha crecido un 55%. Es evidente que los inversores apuestan por las piscinas. Y su entrada en el Ibex le lleva a un escaparate mayor. "El escenario es bueno y nos ofrece una mayor visibilidad, aunque no debemos olvidar cuando saltamos al mercado en 2007 todo fueron dificultades y seguimos trabajando para ganarnos la confianza de los inversores", asegura Planes.

El mejor argumento para este éxito bursátil es que su negocio es muy rentable. Con 1.400 millones de facturación vale 6.500 millones en Bolsa y eso se explica con que el 20% de sus ingresos lo trasforman en ganancias. "Hemos elevado nuestra previsiones de ventas para este año de un rango del 12% al 15% a otro del 25% al 30%", aventura Eloi Planes. Más allá de este año, el presidente de Fluidra espera moderar el crecimiento en un 6% en ventas y en el 15% para los márgenes.

swimming pool under water ...

El otro factor serán la adquisición y acuerdos en nuevos mercados. Su fórmula de expansión que le ha llevado a tener un negocio de componentes de piscinas en 45 países. "El mercado está fragmentado y hay muchas oportunidades", asegura. "Este tipo de operaciones nos permite ampliar nuestra gama de productos y, tras consolidar la fusión con Zodiac, reactivaremos esta búsqueda de oportunidades", adelanta Eloi Planes.

Búsqueda de fondos europeos

Fluidra trabaja a contrarreloj para buscar la última tecnología en el ámbito de piscinas inteligentes y tratamientos ecológicos del agua. Una de las vías para acelerar esta senda serán los fondos europeos que aterrizarán en España para superar la crisis del coronavirus.

"Existe la posibilidad de incluirnos en algún Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (​PERTE)", avanza el ejecutivo. Aunque en su hoja de ruta de futuro el objetivo sigue siendo mantener la receta que han levantado su imperio de los 6.500 millones de euros: que las piscinas se construyan y se mantengan con productos de Fluidra.