Las salidas que se produjeron a principios de año de la gestora de fondos de Francisco García Paramés se van conociendo poco a poco. Otro de los hombres fuertes que decidió 'abandonar el barco' a principios de 2021 fue Valeriano Hernández-Tavera, el abogado que llevó el caso del gurú contra su antigua casa Bestinver y los Entrecanales, tal y como ha podido saber Vozpópuli.

Según la fuentes financieras consultadas, la relación entre Paramés y Hernández-Tavera ha sido y sigue siendo muy buena y su salida responde al cambio de estructura de la gestora de fondos, que tras fuertes caídas decidió redimensionar su tamaño.

Algo parecido ha sucedido también con María de los Ángeles León López, la mujer de Paramés, que ha dejado el consejo de Cobas para centrarse más en todos los negocios satéltico, como Global Social Impact Investments o Open Value Foundation.

Otros de los nombres propios que han salido de Cobas son la directora de negocio institucional para Cobas AM, Gema Espinosa, uno de los gestores principales de los fondos, Andrés Allende, y también el director Finaciero y de Operaciones, José Manuel Pérez Jofre.

Paramés y los Entrecanales

Valeriano Hernández-Tavera fue el encargado de defender a Paramés en el pleito contra los Entrecanales. El origen del conflicto está en la ruptura del gurú español con Bestinver, gestora a la que había estado ligado durante 25 años y que le había posicionado como uno de los grandes gestores del mercado. En septiembre de 2014, el conocido como Warren Buffett español comunicó al mercado su salida de la firma para emprender su propio proyecto tras su ‘divorcio’ con la familia Entrecanales, dueña de Bestinver a través de Acciona.

Fue entonces cuando se abrió una guerra en los tribunales para depurar responsabilidades. Uno de los frentes lo abrió la propia Acciona con la presentación de una demanda contra Paramés y su mujer que recayó en el Juzgado de 1ª Instancia nº 33 de Madrid en la que reclamaba 100 millones de euros.

En un primer pronunciamiento, la justicia tumbó la demanda por falta de legitimación activa de la compañía, pero Acciona presentó un recurso de apelación que fue estimado parcialmente y que considera acreditado que la desvinculación de Paramés con Acciona fue irregular.

En la demanda, Acciona relata que la relación mercantil con Paramés se remonta a 2003 y que ha estado formalizada a través de tres contratos de trabajo de alta dirección sucesivos firmados con Bestinver, el último de ellos en mayo de 2013. Ese mismo mes, Acciona como tal y el gestor suscribieron otro contrato para "asegurar e incentivar la permanencia y máxima involucración" del profesional.

En este contrato, siempre según Acciona, se acordó un pacto de no competencia poscontractual, un preaviso de un año si dejaba la sociedad, la reinversión y mantenimiento de una parte sustancial de sus inversiones personales en los fondos gestionados por Bestinver durante el quinquenio posterior a la extinción de su relación y una obligación de confidencialidad.