La Comisión del Pacto de Toledo del Congreso de los Diputados, integrada por todos los partidos políticos con representación parlamentaria, ha protagonizado este miércoles una de las sesiones más broncas de los últimos meses con motivo de la comparecencia del ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, para presentar el contenido de la primera parte de la reforma de las pensiones.

Esta Comisión ha olvidado su espíritu conciliador y su objetivo, conseguir un acuerdo para reformar el sistema público de pensiones y garantizar la sostenibilidad del sistema de Seguridad Social, y los partidos que la integran han vuelto a enfrentarse unos a otros utilizando las pensiones como arma arrojadiza.

Escrivá ha explicado en su primera intervención en qué consiste este primer acuerdo alcanzado con los agentes sociales para la reforma de las pensiones (principalmente la revalorización anual con el IPC y el sistema de incentivos y desincentivos para acercar la edad real de jubilación a la edad legal) y qué elementos se han pospuesto para la siguiente negociación (como la reforma del Régimen de Autónomos, el Mecanismo de Equidad Intergeneracional y el destope de cotizaciones para las rentas altas).

Tras su explicación, casi todos los grupos han arremetido contra el ministro, siendo especialmente duras las críticas de Ana Oramas, de Coalición Canaria, y de Cuca Gamarra, del Partido Popular.

Esta última ha defendido la reforma que llevó a cabo el Gobierno de Mariano Rajoy en el año 2013 -que introdujo el Índice de Revalorización de las Pensiones y el Factor de Sostenibilidad-, en un discurso que Escrivá ha calificado como "contradictorio" dado que el PP ha votado a favor de las recomendaciones del Pacto de Toledo, que apoyaban la revalorización de las pensiones conforme al IPC y, por tanto, pedían de forma implícita la derogación del IRP.

"Usted ha dejado en muy mal lugar a sus compañeros del Pacto de Toledo, porque lo que ha dicho usted es absolutamente inconsistente con lo que ellos han estado acordando y con lo que usted misma ha votado", le ha recriminado Escrivá.

Polémica por la reforma de pensiones de 2013

El ministro se ha mostrado "desazonado" con el tono de los parlamentarios y ha defendido su diagnóstico sobre cómo evolucionará la Seguridad Social, que según su estimación sufrirá un aumento de 3 puntos en el gasto en pensiones sobre PIB de aquí a 2050 por la derogación del IRP.

"Usted ha leído un informe que le ha escrito alguien que es inconsistente con lo que ha defendido su grupo en el Pacto de Toledo. La ventaja que tengo yo es que he estado evaluando la reforma del año 2013 año tras año personalmente. Y al evaluarla he encontrado hasta errores en las fórmulas. Le podría contar muchas cosas que he encontrado y que están en los estudios de la Airef. Porque a usted alguien le ha escrito lo que ha dicho, pero esos informes los he escrito yo y sé lo que he dicho", ha defendido el ministro.

No hay derecho que por regate corto electoral y de coyuntura volvamos a secuestrar a nuestros pensionistas, es lo que habíamos quedado que no íbamos a hacer y lo que estamos haciendo"

El ministro ha recibido también críticas de la portavoz de Coalición Canarias, que ha recriminado al ministro su intención de aprobar un ajuste sobre las pensiones de la generación del 'babyboom', cuando "ya no tienen tiempo de planificarse de aquí a su jubilación".

"Este Gobierno es el campeón de las falsedades, es un Gobierno bipolar. Tenemos un ministro Penélope que teje por la mañana lo que Podemos y Moncloa destejen por la noche. Usted que no era afiliado del PSOE, el técnico, el que venía a resolver el déficit de la Seguridad Social, el hombre de los consensos políticos... ha sido un bluf y un desastre. Yo nunca esperé que usted se plegara e hiciera lo que ha hecho", ha dicho Oramas con acritud.

Escrivá ha considerado que sus argumentos y críticas eran contradictorias dado que ese partido ha votado a favor de las recomendaciones del Pacto de Toledo. La tensión entre ambos ha ido en aumento y Oramas ha acabado llamando "mentiroso" al ministro, un insulto que ha aceptado retirar después del diario de sesiones.

Insultos y faltas de respeto

"Yo estoy acostumbrando a entornos donde la gente escucha con respeto y atiende, pero este tipo de actitud que además les singulariza a ustedes... yo agradezco el extraordinario tono de respeto que tienen los parlamentarios de Vox, que dan un ejemplo en este Pacto de Toledo frente a la actitud que tienen ustedes", ha llegado a decir Escrivá, en alusión a los parlamentarios del partido de Santiago Abascal, que han sido "consistentes", en su opinión, con su voto en contra de las recomendaciones, y no han perdido los papeles durante la sesión.

La presidenta de la Comisión y exministra de Trabajo, Magdalena Valerio, ha pedido paz en numerosas ocasiones. "No quiero que esto se convierta de una comisión que ha sido siempre seria en una comisión de hazmerreir, no lo voy a permitir como presidenta. Nos estamos jugando mucho, el sistema público de pensiones, así que vamos a intentar mantener la calma", ha pedido.

El anteproyecto de ley de esta primera parte de la reforma de las pensiones llegará al Congreso en el mes de septiembre, ha informado el ministro, y ahí iniciará su tramitación parlamentaria.