PackBenefit ha activado un plan de impulso de su crecimiento en los mercados internacionales en los que opera que incluye en primera instancia la construcción de una nueva factoría en el norte de Europa, donde ha recibido un gran interés y propuestas de apoyo por parte de entidades locales -tanto públicas como privadas- para implantar un proyecto pionero en sostenibilidad de envasado alimentario.

Para acelerar este proyecto y dotarlo de fortaleza financiera, la compañía ha acordado una ampliación de capital de 20 millones de euros, que será cubierta por Circularity Capital (un fondo especializado en inversiones en empresas innovadoras dentro del concepto de economía circular) y Axa Investment Managers, que se unen a JZ International, accionista de referencia de PackBenefit desde 2013.

Constituida en 2013, PackBenefit es una empresa líder en el desarrollo de envases sostenibles para alimentos y cuenta con una factoría en Aldeamayor de San Martín (Valladolid). Es la primera empresa europea en desarrollar un proyecto de escala industrial para la fabricación de envases compostables a partir de materiales vegetales con las capacidades técnicas y de seguridad alimentaria requeridas para la sustitución de los envases de plástico.

Una gestión forestal económicamente viable

PackBenefit utiliza celulosa de fuentes certificadas FSC, que refrenda la gestión forestal económicamente viable, socialmente beneficiosa y apropiada desde el punto de vista ambiental para los bosques.

Los envases de PackBenefit se distribuyen en más de 25 países a los clientes más significativos del sector de la restauración, distribución y agroalimentarios. Este martes destacó que desde su fundación ha dedicado un intenso esfuerzo inversor a implementar nuevas técnicas de producción que le han permitido desarrollar un conjunto de soluciones para el envasado de alimentos a base de fibra de madera que pueden satisfacer los requisitos técnicos de rendimiento y los estándares de seguridad incluso de los clientes más exigentes. Sus productos se pueden utilizar en procesos de congelación, horneado y cocciones en microondas, además de ser compostables y reciclables en cualquier circuito de recuperación.