Pablo Iglesias ha dejado de alimentar su perfil de Twitter desde el pasado 4 de mayo, coincidiendo con las elecciones a la Comunidad de Madrid. El resultado de las mismas provocó el abandono de la política por parte del fundador y hasta entonces líder de Podemos.

Desde entonces no ha realizado ningún tuit de forma pública, tampoco ha respondido en este mismo formato -público- a otros usuarios. Desde el 4 de mayo no ha registrado ningún 'me gusta' público ni ha retuiteado comentario alguno. Su actividad es nula desde entonces, algo muy distinto a los que sucede con sus rivales en las elecciones madrileñas.

Isabel Díaz Ayuso (Partido Popular) ha continuado alimentando su muro desde el 4 de mayo, lo mismo que Rocío Monasterio (Vox), Edmundo Bal (Ciudadanos) y Mónica García (Más Madrid), esta última con una actividad considerablemente superior a la de sus rivales políticos. Ángel Gabilondo ha bajado el ritmo de sus apariciones a mínimos. Se ha limitado a dar las gracias por el apoyo recibido tras ser ingresado por una arritmia cardíaca -8 de mayo-.

Este fue el último tuit de Pablo Iglesias:

Pablo Iglesias tiene ocho veces más interacciones que Pedro Sánchez en Twitter

El cambio de la estrategia de Pablo Iglesias en Twitter ha coincidido en el tiempo con su anuncio de abandonar la política, y también con su cambio de imagen. Iglesias ha abandonado la coleta, parte fundamental de su imagen pública.

"Pablo Iglesias no ha realizado ningún tuit de manera pública, ni tampoco ha respondido ningún tuit y ni siquiera ha dado 'me gusta' desde el 4 de mayo de 2021. Son sólo 20 días y puede deberse a un periodo de descanso, pero no es el primer político que, una vez pasado el periodo electoral, reduce el ritmo de publicaciones o su nivel de atención a las redes sociales. Esto ocurre sobre todo en candidatos a elecciones municipales o políticos que no están en primera línea, por eso extraña que suceda con Pablo Iglesias, cuando el resto de candidatos a la Comunidad de Madrid sí están manteniendo su actividad. También es cierto que él ha decidido dejar la política y quizá con ello también, por el momento, Twitter", explica Manuel Moreno, experto en redes sociales y fundador del portal especializado TreceBits.

Pablo Iglesias deja huérfano de Twitter al Gobierno

El abandono -de momento temporal- de Twitter por parte de Pablo Iglesias supone la pérdida de uno de los líderes políticos de la red social norteamericana en España, atendiendo a sus seguidores y actividad.

El ritmo de publicaciones de Iglesias en Twitter creció notablemente durante los últimos meses. Si de mayo de 2020 a noviembre de 2020 su media de tuits era de 3,27 al día, de noviembre de 2020 a mayo de 2021 ascendió a 8,78 tuits, según datos recogidos por Alqua para Vozpópuli. Alqua es una consultora estratégica especializada en marketing y digitalización.

El presidente del Gobierno tuiteaba de media unos 2,95 post diarios (mayo de 2020 a noviembre de 2020), por los 2,85 post diarios de media que publicó desde noviembre de 2020 a mayo de 2021. En el primer periodo analizado, Sánchez consiguió 9.069 interacciones diarias de media (retuits, comentarios, etcétera) por las 5.822 interacciones diarias cosechados en la segunda horquilla de tiempo. Para las mismas franjas, Iglesias logró 2.877 interacciones de media al día y 22.264 interacciones respectivamente. De esta forma, Pablo Iglesias pulverizó en estos últimos meses los registros de interacciones del presidente del Gobierno, multiplicando casi por ocho los registros de Sánchez Castejón. El presidente del Gobierno cuenta, eso sí, con 1,5 millones de seguidores en Twitter, por los 2,6 millones de seguidores de Iglesias.

Así las cosas, resulta extraño que el silencio de Pablo Iglesias en Twitter se perpetúe en el tiempo. Sea cual sea la decisión que tome respecto a su futuro -se especula con su entrada en la empresa privada-, Iglesias ha demostrado moverse como pez en el agua en redes sociales. Abandonar la red social del pajarito supondría poner fin a un altavoz a través del cual llega a millones de personas.