Quedan sólo días para que se produzca la subasta de espectro radioeléctrico 5G en la banda de los 700 MHz. Una puja a la que está previsto acudan Telefónica, Orange y Vodafone. MásMóvil, de momento, no asegura su presencia.

El Gobierno ha aplazado varias veces la subasta, que se antoja crítica para que las empresas de telecomunicaciones puedan ofrecer el servicio 5G con garantías, debido a la pandemia causada por el coronavirus. La última de las fechas propuestas fue para el primer trimestre de 2021. La fecha tope para su ejecución cumple, por tanto, en marzo.

En los Presupuestos Generales del Estado se detalla el coste de la subasta. Según el documento oficial, alcanzará los 2.000 millones de euros, tal y como adelantó meses antes Vozpópuli. Los operadores habían pedido durante los meses anteriores a la publicación de esta cantidad que las condiciones de la puja no tuviesen afán recaudatorio.

El Gobierno recaudaría un total de 2.200 millones de euros si se cumplen las predicciones de los operadores

Sin embargo, a poco menos de mes y medio de que se alcance la fecha límite para la subasta, los operadores de telecomunicaciones intuyen que el coste de la misma ascenderá hasta los 2.200 millones de euros, tal y como ha podido saber este diario.

Este aumento de 200 millones de euros supone un incremento porcentual sobre el precio marcado en los Presupuestos Generales del Estado de un 10%. Este miércoles mismo el consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger, se pronunciaba respecto al precio de la subasta en España.

"El precio de salida de 1.170 millones de euros es diez veces más alto que el precio final que se ha pagado en Portugal. Estas fichas no tienen mucho sentido si lo que se desea es impulsar el sector de las telecomunicaciones en España, que es un 'tractor' para el país", ha declarado Spenger.

Mayor coste que en otros países

La subasta contempla la salida de ocho bloques de frecuencias. El primero está integrado por una concesión de 2x10 MHz y su precio de salida es de 340 millones de euros. También habrá otras cuatro concesiones de 2x5 MHz a un precio de 200 millones de euros cada una, y tres más de 5 MHz cuyo coste unitario es de diez millones de euros. El tiempo de vigencia de las licencias es de 20 años.

Fuentes del mercado consultadas por Vozpópuli aseguran que el precio de salida fijado por el ejecutivo está por encima de lo que se ha visto en otros países. Se da por hecho que, de producirse el incremento en el coste de la puja, el montante total estará muy lejos de lo que se ha visto en otras subastas celebradas en Europa en los últimos meses.

Las ventajas de la banda de los 700 MHz

Una de las ventajas de esta banda de espectro radioeléctrico es que facilita la comunicación en interiores y tiene una mayor penetración en el territorio, factor clave para la expansión de la banda ancha móvil a cualquier rincón de la geografía española.

De hecho, la subasta contempla que quienes se hagan con bloques de 5G en el espectro de los 700 MHz participen en la dotación del 100% de cobertura de banda ancha a las poblaciones con más de 20.000 habitantes durante los próximos tres años. También deberán dar cobertura a autopistas, autovías y carreteras con varios carriles, además de a estaciones de trenes de alta velocidad.