Oliver Wyman sigue preparando para el Gobierno y la banca el informe con el que se decidirá el futuro de las empresas con potencial para ser salvadas por el Estado a través de ayudas directas. El sector financiero confía en que la consultora les entregará dicho documento antes de que finalice el mes, según fuentes financieras consultadas por Vozpópuli.

La banca no espera retrasos en el informe. Y es de vital importancia que sea así, pues el Gobierno quiere aprobar las nuevas medidas de ayudas directas antes de que finalice el trimestre y más concretamente en el mes de marzo.

"El Gobierno de España está trabajando con el Banco de España y el sector financiero en un nuevo paquete de ayudas directas que puedan permitir aliviar la carga financiera de las empresas viables. Esperamos que a lo largo del mes de marzo se pueda aprobar este nuevo paquete de ayudas", dijo la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, por videoconferencia a la prensa antes de la reunión del Eurogrupo.

La Comisión Europea advirtió la semana pasada del riesgo de que aumentasen las insolvencias corporativas en España, especialmente en los sectores más afectados por la pandemia, a medida que se fuesen retirando las medidas de apoyo puestas en marcha hasta ahora, según recoge la Agencia EFE.

Calviño afirmó, en este sentido, que el análisis de la CE apunta a que la pandemia ha afectado especialmente a sectores productivos que tienen una "mayor presencia en España" y que se trata de "sectores que tenían un punto de partida más fuerte desde el punto de vista de la solvencia".

Propuestas encima de la mesa

El Tesoro, el Instituto de Crédito Oficial (ICO) y patronales bancarias esperan como agua de mayo el informe que está realizando la consultora Oliver Wyman, que decidirá sobre el futuro de las empresas que se han acogido a un préstamo ICO.

Pero mientras éste llega, la mesa de trabajo ya está barajando ideas para aliviar a las pymes y autónomos. Y una de las que más fuerza ha cogido en los últimos días es la de realizar quita a la deuda de los créditos avalados por el Estado.

Según fuentes financieras consultadas por Vozpópuli, si se hiciera una quita del 10%, de ese total el ICO debería asumir el 7% y la banca el 3% restante. Pero Economía no quiere dar nada por cerrado hasta que Oliver Wyman no entregue el informe que analiza a las 597.300 empresas que han accedido a los avales de 100.000 millones de euros. A esto se le suman las dudas que existen dentro del Ministerio de Economía sobre esta propuesta.

El equipo de Nadia Calviño es consciente de que no habrá 'barra libre' de gasto y de que estas nuevas ayudas no llegarán a todas las empresas. Por eso mismo se ha contratado a esta consultora, para que un tercero decida cuáles son las pymes que van a sobrevivir a esta pandemia.

El Gobierno no quiere ser el que señale con el dedo a las empresas que se pueden salvar porque el coste político "sería muy elevado", explican las mismas fuentes. "Es el asunto más espinoso. El decidir qué empresas van a caer", agregan.