Una de las principales consultoras de inversión inmobiliaria a nivel mundial, Jones Lang LaSalle, advierte de que el negocio de los alquileres de oficinas se frenará en Madrid y Barcelona en el próximo lustro, en contraste con otras capitales europeas, como Lisboa y Berlín.

De acuerdo a las últimas pesquisas de la compañía, el precio medio de los alquileres de oficina en la capital de España cayó en el último año, algo más de un 1%. A ojos del lector ajeno al sector inmobiliario puede parecer poco pero, dadas las inercias del mismo, es un dato a tener en cuenta, remarcan fuentes del mercado.

De más recorrido aún es la proyección que han hecho los expertos de JLL sobre la evolución que tendrán los precios de las oficinas y su valor en la capital de España. La consultora estima que entre hoy y 2025, el valor de las oficinas en Madrid habrá subido apenas un 0,3% (y un 0,9% en Barcelona).

Así las cosas, la capital de España caería al puesto 39 de grandes ciudades europeas por evolución de sus precios. En contraste con Madrid y Barcelona, JLL destaca la evolución prevista para la capital de Portugal, Lisboa -donde los precios subirían un 4,1%-, Berlín y Stuttgart. Sendas ciudades alemanas completarían el podio de la proyección de JLL con subidas previstas del 2,6% al cabo del próximo lustro.

El paro y la pandemia

"El mayor riesgo a largo plazo es un incremento permanente de los niveles de desempleo una vez que se retiren las medidas de apoyo público", inciden desde JLL sobre España, en el podio de los países europeos con mayor nivel de desempleo ya antes de la pandemia. El paro, ahora, ronda el 16%, la mayor tasa de la UE. Madrid y Barcelona son los principales enclaves económicos del país.

"La disponibilidad (de oficinas) ha aumentado en todos los submercados durante el primer trimestre (de 2021), a consecuencia del impacto de la covid-19 en el corto plazo y los menores niveles de absorción. Quedan exentas las zonas Secundaria y Satélite en Madrid y los distritos de negocio norte-sur en Barcelona, donde se aprecia una ligera disminución de la tasa de disponibilidad. Esta se sitúa en un 9,4% para el conjunto de Madrid y alcanza un 6,8% en Barcelona a cierre del primer trimestre", añaden desde la consultora.

Fuentes del mercado inciden en que el caso de la Ciudad Condal se ve atenuado por el tipo de empresas que llevan invirtiendo en su distrito de negocios desde los años 90s: tecnología y farmas.

"Prevemos que la disponibilidad (oficina libre) vaya en aumento durante 2021 impulsada, en otros factores, por la entrada de nuevo producto al mercado y el auge del teletrabajo"

"Prevemos que la disponibilidad vaya en aumento durante 2021 impulsada, en otros factores, por la entrada de nuevo producto al mercado y el auge del teletrabajo", resumen en cualquier caso sobre la capital de España y la Ciudad Condal desde JLL.

Como ya informó este medio, la inversión en el segmento de las oficinas en Madrid y Barcelona fue una de las más golpeadas dentro del sector inmobiliario. Dicha inversión registró una caída interanual del 50%, la mayor dentro de todas las líneas del ladrillo nacional, solo por detrás de la de los hoteles.

El impacto del teletrabajo en las oficinas

Fuentes del sector han trasladado ya a este medio su inquietud por cómo pueda impactar el shock de la pandemia y, sobre todo, el boom del teletrabajo provocado por la covid en la operación, un fenómeno que se preveía que, si acontecía, fuera de manera más escalonada.

El Banco de España estima que ahora un 30% de los empleados en España podría trabajar en remoto, frente al 7% previo a la pandemia. Una encuesta de la consultora Knight Frank ha puesto de manifiesto que alrededor de una de cada tres empresas españolas se plantean recurrir al teletrabajo para ahorrar en oficinas. La inversión en oficinas a lo largo de 2020 cayó un 50% en Madrid y Barcelona, según datos de la mayor consultora inmobiliaria del mundo, CBRE.

Madrid Nuevo Norte - Oficinas
Se prevé que el proyecto genere 200.000 empleos ya en su construcción, y que active 1,5 millones de metros cuadrados de oficinas.

En una línea similar, desde la Asociación Española de Oficinas han estimado que las oficinas españolas precovid podrían incluir solo al 50% de los empleados bajo la distancia de seguridad de dos metros impulsada desde las Administraciones Públicas frente a la pandemia.

La mayor empresa española de oficinas prime, la inmobiliaria Colonial, ha declarado un impacto del 4,5% en sus ingresos por rentas al cabo de 2020. Ha dado cuenta de una encuesta a sus clientes -por lo general, multinacionales- según la cual, alrededor de la mitad de los empleados estaría dispuesto a bajarse el salario un 5% para trabajar en una oficina en el centro de las ciudades en las que está Colonial, Madrid, Barcelona o París, por cuestiones de sociabilidad, sostenibilidad y ahorro en transporte.

La otra gran socimi española, Merlin Properties, está detrás de Madrid Nuevo Norte, el mayor proyecto inmobiliario de España. Dicho proyecto se fía a que el impacto del teletrabajo se vea compensado, en Madrid, por la demanda de oficinas de mayor calidad frente a las de antes de la pandemia.