La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha publicado este miércoles su informe económico para todos los países que integran el organismo, en el que advierte de que la montaña de deuda pública española podría dispararse hasta el 129,5% del PIB este año si se produce un rebrote de coronavirus.

Se trata de una previsión muy pesimista en comparación con las oficiales y con la de otros organismos. La propia Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) ha estimado que no se llegará hasta ese volumen de deuda pública hasta dentro de diez años, y augaraba que desde entonces haría falta otra década más de ortodoxia presupuestaria para volver al déficit de 2019.

La OCDE, sin embargo, prevé que la deuda pública llegue a cotas del 129,5% en 2020 y empiece a reducirse paulatinamente a partir del año siguiente. En 2021, la deuda pública seguiría en niveles del 128,8% del PIB.

Esta estimación se cumpliría en su escenario más negativo, que contempla que haya un rebrote de la enfermedad antes de fin de año. Si esto sucede, cree que la economía caerá un 14,4%, el consumo privado se desplomará un 17,3%, la inversión (Formación brutal de capital fijo) retrocederá un 24,7% y la tasa de paro crecerá hasta el 14,1%. 

En este marco, el déficit público engordaría hasta el 12,5% del PIB, una estimación algo más benévola que la del Banco de España o la Airef, y la tasa de paro llegaría al 20,1% este año y al 21,9% el próximo.

Escenario optimista

En línea con estas instituciones económicas, la OCDE también ha expuesto dos escenarios en función de la posible evolución de la enfermedad. El más optimista de los dos baraja que no se vuelva a producir ningún brote de la enfermedad de aquí a fin de año.

En ese caso, prevé que el PIB caiga un 11,1% y se recupere el próximo año (+7,5%), el consumo privado caiga un 13,4%, la inversión un 20,1%, y la tasa de paro llegue al 19,2% este año y se recupere ligeramente el siguiente, hasta el 18,7%.

La deuda pública se iría hasta el 117,8% del PIB y el déficit público escalaría hasta el 10,3% del PIB, en línea con las previsiones del Ejecutivo.

Piden más medidas de liquidez

La OCDE ha advertido al Gobierno español de que podrían ser necesarias ayudas públicas adicionales para empresas en problemas.

"Podrían ser necesarias más líneas de avales y liquidez adicional que se dirija a empresas solventes con problemas de flujo de caja, para reducir la ratio de insolvencias que de otra forma puede crear una retroalimentación adversa entre la economía real y la economía financiera", apuntan.

Estas medidas deberían ir acompañadas de una supervisión cercana de las instituciones financieras, dada la heterogeneidad de sectores y exposiciones geográficas.

"Impulsar la inversión pública de forma temporal, con un foco específico en la inversión verde, podría ayudar a reactivar rápido la recuperación y reducir la contaminación, que está por encima de la media europea en la mayoría de ciudades", advierten.