El número de ocupados ha descendido en España en 697.400 personas en el último año por la pandemia, lo que supone un descenso del 3,5%, según se desprende del 'Monitor Adecco de Ocupación: perfil demográfico de la ocupación en España'.

Así, Adecco ha remarcado que la crisis provocada por la covid "ha hecho desaparecer prácticamente todos los empleos creados en los dos años anteriores". Cataluña (138.500), Andalucía (115.600) y Madrid (90.900) concentran más de la mitad (49,5%) de los empleos eliminados de todo el país.

No obstante, todas las comunidades autónomas han registrado en este último año descensos en su número de ocupados, excepto en Murcia, donde se han creado 500 puestos.

Destacan los descensos registrados en Canarias (-8,1%), Baleares (-7,4%), Aragón (-4,7%), Cataluña (-4%), Andalucía (-2,7%) y Madrid (-2,9%).

Si se comparan los datos con 2008, se encuentra una pérdida acumulada de empleo del 6,7% para el conjunto español. Baleares y Murcia son las únicas autonomías que presentan ahora un nivel de empleo superior al de 2008, con incrementos del 6,7% y del 0,2%, respectivamente.

Teniendo en cuenta el sexo, se ha registrado un descenso de 370.300 ocupados hombres y 327.100 mujeres. Asimismo, ha resaltado que los jóvenes han sido los que se han llevado la peor parte de esta destrucción de empleo, puesto que el número de ocupados de menos de 25 años ha caído en 216.300 personas (-19,1% interanual).

Por regiones, el empleo entre los varones de menos de 25 años, solo ha aumentado el empleo en la Región de Murcia (+6,5% interanual), mientras que en Cantabria ha permanecido igual. En todas las demás autonomías ha habido destrucción de empleo para jóvenes varones, destacando Canarias (-60,2%), Asturias (-40%) y Andalucía (-26,3%).

De su lado, en el caso de las mujeres también de menos de 25 años, se ha observado que mientras Asturias ha sido la única en exhibir un incremento en la ocupación (+8,3% interanual), en Aragón y en La Rioja el empleo han permanecido sin cambios. Las demás comunidades presentan una destrucción de empleo para mujeres jóvenes. Los mayores descensos se han registrado en Baleares (-42,4% interanual), Galicia (-32,1%) y el País Vasco (-27%).

El estudio también señala que mientras la cantidad de ocupados de nacionalidad española ha caído un 3,4% interanual, el número de ocupados inmigrantes ha disminuido en un 4%, lo que se traduce en una pérdida de 600.800 españoles y de 96.600 puestos de trabajo de inmigrantes.

Según Adecco, hay una diferencia entre los dos principales grupos de inmigrantes, ya que el número de personas ocupadas procedentes de otros países de la Unión Europea se ha reducido un 14,2% (132.700 empleos menos), pero el de aquellas originarias de terceros países ha crecido un 2,4% (36.100 empleos ganados).

Por otro lado, el estudio de Adecco apunta que en los últimos cuatro trimestres solo ha crecido el número de ocupados con nivel formativo superior, mientras que se ha reducido el de aquellos con niveles educativos inferiores. Así, la pérdida de empleo ha sido más grave cuanto menor ha sido el nivel educativo, según Adecco.

De hecho, en este tiempo, han sido contratadas casi 39.000 personas con formación superior (+0,4%), mientras que se ha despedido a 162.600 personas que tenían educación primaria (-15,5%), 457.700 personas que tenían la primera etapa de educación secundaria (-8,5%) y 116.000 personas que cuentan con la segunda etapa de educación secundaria o formación profesional (-2,4%).