El mercado de los coches eléctricos crece a una moderada velocidad, tanto en ventas como, sobre todo, en oferta de los fabricantes, impulsados por la necesidad de reducir las emisiones de CO2 ante las severas normativas europeas que cada año se endurecen más con amenazas de millonarias multas si superan los límites establecidos. 

Por ello, la lista de novedades crece casi semana a semana con una oferta cada vez más amplia. Entre las opciones más urbanas por lo que a las dimensiones de carrocería se refiere, hemos probado tres que destacan además de por su condición de eléctricos por la personalidad de sus diseños, modelos de marcado carácter que les hacen todavía más atractivos.

De los tres, sin duda el que más sorprende por su diseño es el Honda e, sobre todo por un interior nada convencional y que causa una gran impresión al verlo por lo futurista del mismo y el empleo de cámaras interiores en sustitución de los retrovisores exteriores. No es el de mayor autonomía, pero sí uno de los más divertidos de conducir, con un chasis que se mueve entre curvas casi como si de un kart se tratase. El más cercano en este sentido es el Mini Cooper SE, muy dinámico también en la puesta a punto de su bastidor con una dirección muy directa y unas sensaciones casi deportivas. Más confortable en general es el DS3 Crossback, de rodar muy agradable por tarados de amortiguación.

DS3 Crossback e-Tense

DS3 Crossback e-Tense

Mide 4,12 metros de longitud, tiene un motor eléctrico de 136 CV con una autonomía oficial homologada de 320 kilómetros y su precio arranca en 38.800 euros. Una base similar a la de modelos como el Peugeot e-208 y Opel Corsa-e, equipando una batería de 50 kWh de capacidad que admite cargas en sistemas de hasta 100 kW en los que puede llegar a alcanzar el 80% de la carga en media hora. Pero en sistemas domésticos convencionales, requiere 17 horas si se carga a 3,7 kW y 8 horas si lo hacemos a 7,4 kW.

Exteriormente pocas diferencias con la versión de combustión, destacando en su elegante diseño el sistema de apertura con las manillas de las puertas enrasadas con la carrocería que gracias al sistema ADML PROXIMITY hace que estas aparezcan en cuanto la llave se encuentra a un metro más o menos del coche. También las luces inteligentes DS MATRIX LED VISION, es una prueba de que este DS3 quiere ser un eléctrico del segmento casi Premium.

Nos ponemos en marcha con la batería al 100% de su capacidad tras haberlo dejado cargando durante la noche. Tiene tres modos de conducción, Sport, Eco y Confort, siendo en el primero el único que proporciona los 136 CV. En los otros dos, se queda en unos más que suficientes 109 CV. La respuesta como en todo eléctrico es instantánea, y sus 136 CV se traducen en un empuje intenso, suficiente para moverse con enorme agilidad en el tráfico urbano y disfrutar de mucha solvencia para hacerlo en carretera, donde queda limitado por una autonomía que difícilmente alcanza los 200 kilómetros a poco que nos movamos por encima de los 100 km/h y con un consumo eléctrico a ese ritmo de unos 22 kWh/100 km que nos permite plantearnos desplazamientos interurbanos no más allá de los 150 kilómetros de distancia para garantizarnos llegar al destino con total tranquilidad.

El consumo que hemos podido comprobar en ciudad de poco más de 20 kWh cada 100 kilómetros permite hablar de una autonomía de unos 250 kilómetros con cierta facilidad sin practicar una conducción especialmente cuidadosa, una distancia sin duda más que suficiente para una utilización diaria.

No es especialmente dinámico en su comportamiento, y destaca en carretera por su confortable rodar con unas suspensiones que filtran con mucha calidad los baches e irregularidades. Su interior es más cómodo para cuatro personas que el Mini Cooper SE y el Honda-e, y su maletero mantiene los 350 litros de las versiones de combustión.

FICHA TÉCNICA:

VERSIÓN e-Tense Performance Line; MOTOR Eléctrico; BATERÍA 50 kWh; POTENCIA MÁXIMA 136 CV; PAR MÁXIMO 260 Nm; VELOCIDAD MÁXIMA 150 km/h;  ACELERACIÓN 0-100 KM/H 8,7 s; CONSUMO EN RECORRIDO PRUEBA 20,9 kWh/100 km; AUTONOMÍA 260 km; TIEMPO DE RECARGA 3,7/7,4 kW 17/8 h; DIMENSIONES 4.118 / 1.791 / 1.534 mm; NEUMÁTICOS 215/60 R 17; PESO 1.600 kg; MALETERO 350 l; PRECIO 39.450 €

Honda-e

Honda-e

Es sin duda uno de los eléctricos que más ha sorprendido en los últimos meses, un diseño muy "japonés" en sus formas exteriores y brillante sin duda en su interior, diferente a cualquier otro con un vanguardismo difícil de encontrar a través de su sistema de pantallas que recorren prácticamente todo el salpicadero. Diferente también en su configuración a cualquier eléctrico, con el motor y la tracción trasera que le confieren una dinámica de conducción en cierto modo más deportiva.

Su motor en su versión más potente llega a los 154 CV, lo que le sitúa un paso por delante en prestaciones, aunque su batería de menor capacidad que el DS3 hace que si aprovechamos todo su potencial la autonomía resultante sea escasa. Al acelerar con decisión la entrega de potencia llega de forma dulcificada evitando que se pierda direccionabilidad entre curvas, y aunque el chasis resulta muy eficiente por su plano viraje en curva la dirección no es tan precisa como la del Mini por ejemplo.

El consumo que arroja está en la línea del DS3, pero su autonomía es inferior y difícilmente se llegan a alcanzar los 200 kilómetros. Resulta algo más sensible que sus rivales al consumo eléctrico en función de la conducción, y con una media ligeramente por debajo de los 18 kWh/100 km, hemos podido cubrir con la batería a plena carga unos 180 kilómetros en el mejor de los casos tras haber efectuado tres cargas completas.

Por dentro, destaca el amplio espacio del que se disfruta en las plazas delanteras, con una sensación de que el habitáculo es más grande de lo que realmente es. Detrás, el acceso es cómodo y el espacio disponible similar al del Mini y algo inferior al del DS3 Crossback. El maletero es también poco espacioso y no llega a los 200 litros.

FICHA TÉCNICA:

VERSIÓN e Advance; MOTOR Eléctrico; BATERÍA 35,5 kWh; POTENCIA MÁXIMA 154 CV; PAR MÁXIMO 315 Nm; VELOCIDAD MÁXIMA 145 km/h;  ACELERACIÓN 0-100 KM/H 8,3 s; CONSUMO EN RECORRIDO PRUEBA 20,9 kWh/100 km; AUTONOMÍA 260 km; TIEMPO DE RECARGA 2,3/7,4 kW 18,8/4,1 h; DIMENSIONES 3.895 / 1.750 / 1.512 mm; NEUMÁTICOS 205/55 R 16; PESO 1.527 kg; MALETERO 171 l; PRECIO 37.390 €

Mini Cooper SE

Mini Coopee SE

Es quizás el modelo eléctrico que más se asemeja al Honda-e, un diseño exterior inconfundible y un motor eléctrico todavía más potente con 184 CV y marcado como en el modelo japonés por una batería de no demasiada capacidad, suficiente sin duda para un uso muy urbano pero que deja pocas opciones para plantearse algún ocasional desplazamiento lejano fuera de ella.

Como en el Honda, transmite muy buenas sensaciones al volante, tan divertido o más que su rival japonés , con una suspensión firme, reacciones muy vivas y una dirección que transmite mayor confianza entre curvas. Lástima que su autonomía, sobre todo en carretera, sea tan escasa, pero sin duda fuera de la ciudad es de los modelos más divertidos y efectivos en su conducción. No lo es tanto debido a su mayor peso que otros Mini con motor de gasolina, pero entre los eléctricos sí destaca por su dinamismo.

Se puede elegir entre cuatro modos de conducción, Sport, MID, Green y Green+, siendo este último el más indicado para maximizar la autonomía eléctrica, pues limita la potencia y se desactivan algunas funciones de confort como la calefacción, el aire acondicionado o los asientos calefactados. Logra ofrecer una autonomía próxima a los 200 kilómetros, aunque si nos dejamos llevar por sus prestaciones y abusamos de su capacidad de aceleración baja considerablemente.

Los consumos más bajos que hemos podido lograr con una conducción buscando la máxima eficiencia han sido de 15 kWh/100 km en ciudad y alrededores en modo Green+, un consumo que puedes lograr en carreteras de segundo orden pero manteniendo velocidades de 80-90 km/h de forma constante. Para superar los 200 kilómetros hay que conducir con mucho mimo y tratar de no sobrepasar los 13,0 kWh/100 km, algo no muy sencillo. Si te mueves por trazados muy sinuosos y con muchos cambios de ritmo es fácil subir a un consumo de 20 kWh/100 km.

FICHA TÉCNICA:

VERSIÓN Cooper SE Acabado L; MOTOR Eléctrico; BATERÍA 32,6 kWh; POTENCIA MÁXIMA 184 CV; PAR MÁXIMO 270 Nm; VELOCIDAD MÁXIMA 150 km/h;  ACELERACIÓN 0-100 KM/H 7,3 s; CONSUMO EN RECORRIDO PRUEBA 20,9 kWh/100 km; AUTONOMÍA 260 km; TIEMPO DE RECARGA 2,3/7,4 kWh 12/4,2 h; DIMENSIONES 3.845 / 1.727 / 1.432 mm; NEUMÁTICOS 205/45 R 17; PESO 1.440 kg; MALETERO 211 l; PRECIO 39.000 €