La compañía Norwegian ha comunicado este lunes a los sindicatos su intención de despedir a 1.191 trabajadores en España, un 85% del total de su plantilla, lo que implicaría, además, el cese de las operaciones de largo radio desde Barcelona y un importante recorte de las rutas de corto alcance.

Según informa el sindicato USO, Norwegian se propone dejar inoperativas y sin tripulaciones tres de las cinco bases de corto radio que tiene en España, en concreto Barcelona, Gran Canaria y Tenerife Sur. 

Norwegian mantendría sus dos bases operacionales de Málaga y Alicante, aunque con un solo avión en cada una de ellas durante este año, apunta USO.

El sindicato denuncia que mientras en España se plantean estos despidos, la aerolínea "continúa su crecimiento en Dinamarca y Finlandia, países donde ha iniciado procesos de contratación de pilotos y con los que pretende realizar los vuelos y por tanto la producción española".

En 2020 perdió 2.217 millones

Norwegian se anotó en 2020 unas pérdidas de 23.039,8 millones de coronas noruegas (2.217 millones de euros), lo que supone multiplicar por catorce los 'números rojos' de un año antes, que se situaron en 1.609,1 millones de coronas noruegas (155 millones de euros), debido al impacto de la covid-19 y a las restricciones de viaje impuestas en todos los mercados frente a la pandemia.

En el cuatro trimestre de 2020, la pérdida neta fue de 16.600 millones de coronas noruegas (1.623 millones de euros), ocho veces más que en el mismo periodo de 2019, incluyéndose un deterioro de activos de 12.800 millones de coronas (1.252 millones de euros), según ha informado la compañía.

Además, en el primer trimestre del presente año, Norwegian registró una pérdida bruta de 1.189 millones de coronas (119 millones de euros), un 64% menos interanual, por las restricciones de vuelos provocadas por la pandemia de covid-19.