Nissan dio por finalizada la actividad de la planta de Ávila en lo que a producción de camiones se refiere en verano de 2019. Cerraba así una etapa de seis décadas en la capital abulense, durante las cuales se fabricaron en esas instalaciones más de 500.000 vehículos. Tras pasar por diferentes periodos desde que en 1959 se inauguró la planta de la entonces FADISA (Fabricación de Automóviles Diesel, S.A), en mayo de 2018 se presentó un plan de transformación en el que hoy está inmersa esta factoría de 220.000 metros cuadrados.

En ese plan de transformación se preveía que Nissan Ávila se reconvertiría en una planta de recambios de automóviles para la alianza Renault-Nissan, un plan que ahora se amplía tras confirmar el equipo directivo al comité de empresa de la planta abulense la firma de nuevos proyectos que van a permitir incrementar la plantilla de una fábrica emblemática en la provincia.

Los dos proyectos más importantes adjudicados son la fabricación de la estructura de la suspensión de un nuevo modelo para la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi y la producción de paragolpes de recambio para Nissan, dos proyectos que van conllevar casi 200 nuevos puestos de trabajo se sumarán a los 250 que en estos momentos ya existen en la fábrica castellano-leonesa.

"El primero de los proyectos representa la entrada de Nissan Ávila en la producción de piezas de vehículo para la alianza, más allá de la actividad de recambios, un hito muy importante que no estaba previsto en el plan de transformación original. El segundo nos da la oportunidad de convertir la planta en un centro de operaciones o 'hub' de producción de paragolpes para la alianza en el sur de Europa", ha destacado el director de las Operaciones Industriales de Nissan Ávila, Javier Novo.

Nissan también ha anunciado un acuerdo con la Junta de Castilla y León, a través de la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León (Somacyl), para el inicio "inminente" de las obras del centro logístico de la compañía, que prevé un cambio de ubicación, al pasar de Vicolozano al centro logístico de Ávila. El nuevo emplazamiento, mucho más cerca de la fábrica de Nissan, está previsto que pueda entrar en funcionamiento dentro de un año, según los planes de ejecución del Gobierno regional.

"Ávila se convertirá así en el epicentro ideal para estructurar una logística de producción que permita un proyecto de concentración logística que, dará un mayor valor añadido al tejido productivo vinculado al sector de la automoción de clara vocación exportadora. Es una actuación que supondrá un revulsivo para la actividad empresarial y logística de Ávila", ha destacado el consejero de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández.

Nissan Barcelona todavía en el aire

Por otra parte, y en lo que a la fábrica de Nissan en Barcelona se refiere, la Comisión de trabajo para la reindustrialización de las plantas ha acordado fijar el 31 de marzo como fecha de referencia para que las empresas que estén interesadas en el proceso presenten sus proyectos y cartas de intenciones. Una vez concluido este trámite, la Comisión acelerará el proceso para la selección de la mejor opción de reindustrialización, con la evaluación de todos los proyectos presentados y la elección final.

Este es uno de los principales puntos acordados en la cuarta reunión de la mesa integrada por la dirección de Nissan, la representación de los trabajadores y las Administraciones públicas, que tiene por objetivo la búsqueda de alternativas industriales que permitan mantener puestos de trabajo y el tejido industrial actual en torno a las plantas de Nissan en Cataluña.

A la aceleración del proceso contribuirá la contratación de KPMG como asistencia técnica de los trabajos de la Comisión, como ya informó el secretario general de Industria del Gobierno, Raul Blanco, una vez resuelta la licitación ministerial. KMPG, representada por Natán Díaz, socio de KPMG en España, e Ignacio Crespo, director del área de Estrategia y Transformación, han manifestado su intención de reunirse esta misma semana con todos los integrantes de la mesa.

En este sentido, las cuatro organizaciones sindicales que participan en la Comisión han expresado su preocupación y disconformidad por el lento avance del proceso, y han señalado la necesidad de dotar al mismo de mayor celeridad y de acordar una fecha de referencia para la presentación de proyectos, pues el tiempo sigue avanzando hacia un cierre total que, de no llegarse a acuerdo algunos, tendrá lugar a finales de este año.

El Ministerio de Industria, el Departamento de Empresa de la Generalidad y el responsable de las Operaciones Industriales de Nissan en España, Frank Torres, han explicado los avances llevados a cabo en los proyectos en los que están trabajando de forma activa y confidencial, y que se agrupan en tres grandes escenarios de industrialización como son un planta de producción de baterías para abastecer al mercado europeo de vehículos eléctricos, el ensamblaje de vehículos eléctricos y un  Hub de electromovilidad integrado por varias empresas.