La cadena hotelera NH pretende llevar a cabo un despido colectivo en sus servicios centrales y corporativos en España, ubicadas fundamentalmente en Madrid, para hacer frente a la crisis del coronavirus, tal y como ha informado este viernes a sus empleados y a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

De esta forma, se convierte en la primera cadena hotelera en plantear un despido colectivo en España. En el citado comunicado, la compañía no detalla las condiciones y el número de afectados que, según dice, "serán materia de negociación".

No obstante, fuentes de CCOO informan que si bien estos servicios centrales no cuentan con representación sindical, hay más de 1.000 trabajadores en plantilla en servicios centrales y corporativos y han sido informados de que el despido colectivo afectará a alrededor de 300 personas.

A falta de que conocer sus resultados anuales el próximo 2 de marzo, el grupo hotelero reconoció unas pérdidas hasta septiembre de 295 millones de euros por la pandemia, frente a los beneficios de 66 millones obtenidos en el mismo periodo de 2019. Los ingresos se desplomaron un 64%, hasta los 457,7 millones.

NH ha alargado hasta 2024 su recuperación total. En 2022 el grupo hotelero espera alcanzar los niveles de facturación registrados en 2019, pero no será hasta 2024 cuando recupere las expectativas de negocio que tenía antes de la pandemia, según informó hace semanas a la CNMV tras un requerimiento del regulador sobre las cuentas del primer semestre de 2020.

Afectados por un ERTE

Gonzalo Fuentes, responsable estatal de Hostelería y Turismo de la Federación de Servicios de CCOO, tilda esta medida de "dura" y "traumática" en conversaciones con Vozpópuli y recuerda que los trabajadores de la empresa todavía están afectados por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), como el de fuerza mayor aprobado a principios de la pandemia.

A este se sumó en junio un segundo ERTE ETOP (por causas objetivas, organizativas y de producción) para 630 empleados de sus oficinas o servicios centrales. Además, los miembros del Consejo de Administración y del Comité de Dirección de NH Hotel Group redujeron voluntariamente un 50% su remuneración bruta anual durante cuatros meses.

Fuentes propone soluciones o mecanismos alternativos al ERE, como bajas incentivadas o jubilaciones anticipadas. En este sentido, CCOO se ofrece a representar a los trabajadores en la mesa negociadora e intentar llegar a un acuerdo con la empresa durante el periodo de consultas.

A partir de la comunicación oficial del ERE, y al no contar los servicios centrales y corporativos con representación legal de los trabajadores, los empleados tienen un plazo de 15 días para nombrar a sus representantes en la mesa negociadora. Pueden escoger a los sindicatos, que participaron en la negociación del ERTE, o crear una comisión ad hoc.