Naturgy busca comprador para su negocio en Irlanda. La energética ha dado un mandato a la consultora Deloitte para encontrar un comprador para su unidad comercial irlandesa de suministro de gas y electricidad, según confirman a Vozpópuli fuentes del mercado.

La compañía que preside Francisco Reynés compró hace cinco años Vayu Energy, la energética con sede en Dublín. Naturgy alcanzaba un acuerdo con la multinacional suiza Glencore, los dueños de Vayu hasta 2016, por un valor total de 32 millones de euros. Vayu pasó a llamarse Naturgy Ireland en 2018 como parte de un cambio de marca del grupo más amplio.

No obstante, esta división ya ha dejado de ser estratégica para Naturgy. Deloitte España será el encargado de encontrar el comprador de este negocio en un momento de precios europeos del gas en máximos históricos y con un precio de la luz disparado en todo el continente.

Según apunta Irish Times, Naturgy Ireland cuenta con una lista de clientes industriales como Eir, Bulmers, DAA, Irish Rail y Virgin Media. La compañía suministra gas natural a casi el 20% del mercado industrial y comercial de Irlanda y también provee electricidad 100% renovable a clientes minoristas. Vayu, que fue fundada en 2003, reportó un beneficio bruto de 6,7 millones de euros sobre 108,7 millones de ingresos en 2015, antes de que fuera adquirida por Naturgy.

Este proceso de venta se realiza en plena OPA del fondo australiano IFM por el 22,6% de Naturgy. Una operación que está pendiente del visto bueno del Gobierno español y el posterior análisis de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Entre tanto, la empresa presentará a finales de este mes de julio su hoja de ruta hasta 2025. Un Plan Estratégico donde no aparecerá este negocio irlandés y donde permitirá conocer a los inversores sus intenciones de rotación de activos. El propio presidente de Naturgy ya ha adelantado que busca posicionar a la empresa en el terreno de la energía verde y apostar por 'monedas fuertes': euro, libra y dólar.

Una venta más de Naturgy

El mercado también está pendiente de conocer las intenciones de compra de Naturgy tas las recientes ventas de activos. La energética cerró recientemente su acuerdo con la italiana ENI para zanjar la disputa sobre Union Fenosa Gas (UFG) y mediante esta operación obtuvo 600 millones de dólares (493,2 millones de euros).

Un acuerdo que se anunció pocas semanas después de la venta de su filial chilena de redes eléctricas Compañía General de Electricidad (CGE) por 2.570 millones de euros a State Grid International Development. Un acuerdo que cerró en noviembre y que provocó la primera cancelación de su Capital Markets Day para detallar su hoja de ruta hasta 2026.

La siguiente fecha fue febrero, pero saltó por los aires después de que el 26 de enero IFM desvelase al mercado su oferta parcial. La principal duda de este plan es dónde va a invertir este ‘nuevo’ dinero. La única compra que ha anunciado la energética que preside Reynés 'a bombo y plantillo' en este período ha sido la entrada en el negocio renovable en Estados Unidos a través de la compra de una pequeña empresa fotovoltaica por 50 millones de euros, tal y como adelantaba Vozpópuli en el mes de noviembre