Primero fue Javier Monzón, el actual presidente no ejecutivo de Prisa y de Openbank (Santander), imputado en el caso Púnica por su etapa como presidente de Indra. Y el lunes, el juez decidió el sobreseimiento provisional de la causa contra Mikhail Fridman, dueño de la cadena de supermercados DIA y del grupo LetterOne, por el caso Zed.

¿Puede ser también Francisco González, expresidente de BBVA, investigado por el caso Villarejo, próximamente desimputado? Ser presidente de una compañía investigada, ¿le hace a uno responsable del presunto delito cometido?, ¿debe ser investigado por el cargo ocupado?

Tanto Monzón, como Fridman y González han sido investigados en el mismo juzgado de la Audiencia Nacional, el Central de Instrucción número 6, al frente del cual se sitúa el magistrado Manuel García Castellón.

Ser presidente de una empresa no quiere decir que tenga que velar y supervisar los posibles hechos delictivos cometidos por sus empleados

Monzón y Fridman solicitaron al juez los archivos de las causas en las que han estado o están imputados apelando al principio de igualdad en la aplicación de la ley. También lo ha hecho el fundador de OHL, Juan Miguel Villar Mir, imputado igualmente en el caso Púnica.

El juez Manuel García Castellón.

El juez García Castellón acordó en un auto fechado el pasado 12 de enero el sobreseimiento provisional de las actuaciones iniciadas contra Javier Monzón por su implicación en el caso Púnica siendo presidente de Indra.

La Sala Penal de la Audiencia Nacional ratificó el auto del juez García Castellón el pasado mes de mayo, y Javier Monzón quedó fuera de la investigación.

Los jueces Teresa PalaciosCarmen Paloma González Pastor, y Juan Francisco Martel Rivero señalaron que, con independencia de que una de las obligaciones legales de toda institución o entidad y de su presidente sea el respeto o el cumplimiento de la ley, "ello no quiere decir que tenga que velar y supervisar los posibles hechos delictivos cometidos por sus empleados".

"A la vista de las diligencias practicadas mantener la imputación de Mikhail Fridman sería contrario al principio de culpabilidad y de la presunción de inocencia", dice el juez 

"Lo único a lo que está obligado legalmente quien ostenta una responsabilidad de un grupo organizado es adoptar los mecanismos para que en esa entidad se establezca un control eficaz de detectar cualquier infracción y esa previsión legal está contenida en la sociedad que presidía el Sr. Monzón de Cáceres", explicaron los jueces.

Javier Monzón.

Mikhail Fridman y Villar Mir han aludido este año, en sus requerimientos al juzgado, a la exoneración del expresidente de Indra, Javier Monzón. La defensa del fundador de OHL requirió al juez la desimputación de su cliente en el caso Púnica, sosteniendo que ni siquiera el empresario estaba al corriente de los hechos que se le atribuyen, como publicó El Español

Mikhail Fridman.

En el auto conocido ayer martes sobre el sobreseimiento de la causa contra Fridman, el juez García Castellón dice: "A la vista de las diligencias practicadas mantener la imputación de Mikhail Fridman sería contrario al principio de culpabilidad (no hay prueba alguna de dolo o culpa) y de la presunción de inocencia (no existe indicio alguno tras las diligencias practicadas ni de la posición de dominio del hecho, ni de funciones  concretas de supervisión de y control de los hechos investigados, ni de conocimiento de los mismos) procediendo el sobreseimiento provisional".

Los abogados de Francisco González no perderán la ocasión de aludir a la 'doctrina Monzón' en el momento adecuado

El juez García Castellón imputó a Francisco González en noviembre de 2019 por los presuntos trabajos de espionajes que BBVA encargó a empresas del comisario jubilado José Manuel Villarejo. Si existen indicios sólidos del conocimiento de González sobre esos encargos, o si varios testigos así lo sostienen, el expresidente del segundo mayor banco español tendrá complicado seguir los pasos de Javier Monzón y Mikhail Fridman.

Pero, de acuerdo a fuentes conocedoras del proceso, los abogados de González no perderán la ocasión de aludir a la 'doctrina Monzón' en el momento adecuado.

Si los investigados que quedan por desfilar por la Audiencia Nacional no involucran al expresidente de BBVA en la trama, y si las pruebas obtenidas hasta el momento no son lo suficientemente sólidas como para incriminarle, se solicitará de inmediato el sobreseimiento de la causa contra él, recordando el caso de Javier Monzón. O el de Mikhail Fridman.