El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha definido la situación actual que vive España de "extrema gravedad" mientras anunciaba un estado de alarma que pretende ampliar hasta el mes de mayo. La alerta vuelve a demandar responsabilidad a la ciudadanía y convoca a los sanitarios a la primera línea de batalla frente al coronavirus. Sin embargo, deberán luchar con las mismas armas que hasta ahora. Porque octubre llega a su fin y los 4.200 millones de unidades de material sanitario que les prometió el Ministerio de Sanidad en agosto no han llegado. 

Es más, los expertos del Gobierno todavía no han terminado de elegir quiénes serán los proveedores. El equipo de Salvador Illa niega que exista un retraso porque desde el primer momento evitó marcar una fecha para su llegada. Sin embargo, el pliego no deja lugar a dudas. Esta 'megacompra' tenía como objetivo dotar de mascarillas, batas, guantes y tests suficientes para afrontar una segunda ola que ellos estimaban que llegaría "en octubre". 

El nuevo repunte se ha adelantado a sus previsiones, pero su compra no estaría disponible ni aunque hubieran acertado en su pronóstico. Los casos están disparados, los hospitales han vuelto a llenarse de pacientes con covid y Sanidad sigue analizando las propuestas para elegir los proveedores. Los demandantes de este acuerdo macro son todas las comunidades, excepto la Comunidad Valenciana, el Ministerio de Sanidad, Interior y Defensa. Desde el equipo de Illa afirmaban a Vozpópuli, a principios de octubre, que están inmersos en la última fase de selección de ofertas, un proceso que definían como "arduo" por el alto número de propuestas recibidas.

La situación actual de este 'megacontrato' es de selección de ofertas para los once lotes en los que se divide la compra de 2.500 millones de euros en material sanitario

Pese a estas dificultades, el Ministerio de Sanidad ha descartado recurrir a consultores o asesores externos para agilizar este contrato de emergencia. "El Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA) lleva tramitando Acuerdos Marco para la compra de material sanitario desde hace 9 años", afirman desde el equipo de Salvador Illa. "Por lo tanto, tiene una gran experiencia en ese ámbito", añaden. 

Según ha podido saber este medio, algunas consultoras de las llamadas 'Big Four' ofrecieron sus servicios de asesoría para sacar adelante este acuerdo marco. PwC, por ejemplo, puso a disposición tanto del Gobierno como de las comunidades para ofrecer sus contactos en su oficina de China, lugar donde se concentraban los proveedores de material. "En la primera ola, con el mercado saturado, hubo cierto interés por parte de las administraciones en recurrir a nuestros servicios. Con este contrato no ha sido así", comentan fuentes cercana a la consultora.  

Asesoría en otras cuestiones

Mientras que para el suministro urgente de mascarillas o tests no han recurrido a estos expertos, sí lo han hecho con otras necesidades. Sanidad contrató a Deloitte y Accenture para el macroestudio de seroprevalencia y el servicio de soporte al cuadro de mando sobre la evolución del covid, respectivamente. "Sí se ha solicitado la colaboración de expertos en aprovisionamiento de los Servicios de Salud regionales, de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios y del Centro Nacional de Medios de Protección", matizan desde el Ministerio de Sanidad. 

Otras entidades públicas también han recurrido al asesoramiento externo para responder a la crisis del coronavirus. Por ejemplo, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) contrató a PwC para evaluar el plan presentado por Air Europa para acceder al Fondo de Apoyo a la Solvencia a Empresas Estratégicas. Unas necesidades que las consultoras han notado y que les ha llevado a crear sus propias divisiones especializadas para asesorar en la salida de esta crisis a administraciones y empresas.

"Todas las garantías"

La situación actual de este 'megacontrato' es de selección de ofertas para los once lotes en los que se divide la compra de 2.500 millones de euros en material sanitario. "El proceso ha incluido la recepción de información administrativa y técnica, aclaraciones en la información y plazos de subsanación en estas últimas semanas y ahora estamos concluyendo el proceso con todas las garantías", explican ante las preguntas de este medio. 

En la Plataforma de Contratación del Sector Público no se actualiza ningún contenido sobre esa licitación desde el 17 de agosto, cuando finalizó el plazo para presentar las ofertas a cada lote. "Estamos trabajando para ir cerrando lotes y que se empiecen a conocer las empresas y productos seleccionados a la mayor brevedad", afirman desde Sanidad. Una espera que ha provocado que varias comunidades hayan tenido que volver a salir al mercado por su cuenta.