El Ministerio de Defensa y Telefónica han mantenido conversaciones para que el operador de telecomunicaciones sea socio del ejército en la protección con drones de infraestructuras críticas, aquellas que no deben detener nunca su actividad para el correcto funcionamiento del país, tal y como ha podido saber Vozpópuli.

Hablamos de hospitales, bancos, empresas de energía u operadores de telecomunicaciones, por poner ejemplos de sectores cuyas instalaciones son calificadas como "críticas".

Telefónica incluye en su oferta de servicios de seguridad estas aeronaves, pensadas para la defensa cualquier tipo de infraestructura. En noviembre del año pasado anunció un piloto con drones para inspeccionar las líneas ferroviarias de ADIF en Galicia. La particularidad de este caso concreto radica en que la inspección se realiza sin que el piloto tenga línea de visión con el aparato. Se guía mediante una cámara que muestra al operador por dónde se mueve el dron. La señal se envía a través de 5G y las imágenes son analizadas con Inteligencia Artificial.

El Ministerio de Defensa quiere proveerse de este tipo de aeronaves para afianzar la seguridad en las citadas instalaciones críticas, aunque también lo estudia para otros usos dentro del ejército. Una de las ventajas que aportan los drones a la protección y defensa es que, con la utilización de varias aeronaves, la protección se asegura las veinticuatro horas del día durante los 365 días del año.

Defensa y los drones autónomos

Telefónica trabaja de forma adicional en un sistema que permita a los drones realizar las tareas de protección, defensa e inspección de manera autónoma, sin pilotaje ni intervención humana alguna.

El sistema de defensa podrá analizar en tiempo real las imágenes y detectar cuándo, por ejemplo, se produce un intento de sabotaje o el acceso a una zona restringida. Antes de agotar la batería, los drones volverán a la estación de carga o 'nido' para llenar la batería, pero antes habrán sido reemplazados en el aire por otra aeronave o grupo de aeronaves. De esta manera, todo se protege de forma ininterrumpida.

Además, la solución de Telefónica contempla la posibilidad de que escuadrones de drones puedan neutralizar ataques externos de otros grupos de aeronaves. El sistema del operador permite asegurar instalaciones prácticamente de cualquier tipo. Por otra parte, aporta más precisión en labores de mantenimiento, funciones que hasta ahora hacía personal de seguridad y técnicos de mantenimiento.

Telefónica, en contacto con Aviación Civil

Telefónica mantiene también contactos frecuentes con la AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea), organismo dependiente de Aviación Civil, e integrado en el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. La compañía de telecomunicaciones dirigida por José María Álvarez-Pallete quiere saber las condiciones de vuelo para drones sin piloto y sin línea de visión, algo que no se podía hacer comercialmente hasta ahora.

El reglamento UAS aprobado este año para regular los drones es el marco legal que hace posible la oferta comercial de drones sin piloto. La AESA es el organismo encargado de autorizar las operaciones de vuelo con drones, así como asegurar el cumplimiento normativo.

El 5G permite que un dron vuele sin piloto a cualquier punto del planeta

Telefónica ofrece dos modelos de contrato. El primero se basa en el de pago por servicio (tanto se usa, tanto se paga), y se ofrece desde de la propia plataforma tecnológica de drones del operador. El segundo consiste en ofrecer una solución 'llave en mano', con un pago único por la instalación y otro recurrente por el mantenimiento de la solución. En este caso, es la propia empresa u organismo público quien se responsabiliza de la gestión del sistema.

La tecnología 5G es prioritaria para ofrecer el servicio, algo que se debe a su baja latencia, el tiempo que pasa desde que se da una orden hasta que se ejecuta. Es una capacidad sumamente importante para servicios en los que participan varios elementos sin control humano, autónomos. El sistema debe estar al tanto, en todo momento, dónde están los otros drones y los elementos de las instalaciones a proteger para evitar colisiones, al tiempo que se realizan las labores de vigilancia o mantenimiento.