Uno de los mayores fondos inmobiliarios del mundo, el canadiense Brookfield, ha frenado su acometida sobre Merlin Properties, la mayor inmobiliaria española, según ha podido saber Vozpópuli de fuentes del mercado.

Merlin, con sede en Madrid, fundada en 2014 por exejecutivos del Deutsche Bank y el Banco Santander como primer accionista, tiene ahora una capitalización bursátil que representa el 35% del valor de sus activos.

La compañía con sede en Madrid es también accionista de Distrito Castellana Norte, la promotora de Madrid Nuevo Norte. Este último es el nombre actual de la tradicionalmente llamada 'Operación Chamartín', que fue finalmente activada el pasado 2020 y que constituye el mayor proyecto urbanístico en España, con una inversión prevista de 7.000 millones en 25 años para el que se prevé que sea el nuevo centro de negocios de Madrid.

Fuentes del mercado confirman un interés por parte de Brookfield de hacerse con una entidad como Merlin, pero también que las negociaciones se han enfriado

Brookfield está, según distintas fuentes, entre los dos/tres mayores fondos de capital riesgo inmobiliario en el mundo. Tiene unos 500.000 millones de euros en activos. Recientemente, adquirió una cartera de bienes emblemáticos de nuestro país, como los centros de transporte de Plaza Castilla, Príncipe Pío y Avenida de América y el Hospital Puerta de Hierro en Madrid, y el tramo de la Línea 9 del Metro de Barcelona, por unos 300 millones de euros. Residencias de estudiantes, logística y oficinas han sido también sus apuestas hasta ahora en España.

Expansión informó el pasado verano de que el fondo canadiense había iniciado negociaciones para quedarse con Merlin, que en ese momento rondaba los 3.000 millones de valor (el 25% del valor de sus activos). La cotización de la inmobiliaria se disparó un 10% tras conocerse ese interés del fondo canadiense.

Fuentes del mercado confirman un interés por parte de Brookfield de hacerse con una entidad como Merlin, pero también, que las negociaciones para ello se han enfriado.

Otra fuente incide en que a Brookfield no le gustó nada que se filtrara la información sobre estas “especulaciones” que “a veces prosperan y otras, no”

Una de estas fuentes señala, incluso, que estas negociaciones han quedado "en nada de nada". Otra fuente incide en que a Brookfield no le gustó nada que se filtrara la información sobre estas “especulaciones” que “a veces prosperan y otras, no”.

Ninguna de las partes involucradas ha querido hacer comentarios.

Merlin, a tiro de OPA

Desde CBRE, la mayor gestora de inversiones inmobiliarias del mundo, han incidido en que las dos mayores inmobiliarias españolas, la propia Merlin y Colonial, siguen estando "a tiro de OPA" (oferta pública de adquisición de acciones). 

La covid ha agravado la tendencia previa de las inmobiliarias españolas a cotizar notablemente por debajo del valor de sus activos. 

La socimi lanzada en 2014 por Ismael Clemente capitaliza actualmente alrededor de 4.000 millones, pese a sumar activos por más de 12.000 millones.

Cerca de la mitad de su facturación anual procede de rentas por oficinas. El resto, por ingresos procedentes de centros comerciales y naves logísticas. La compañía está haciendo de la sostenibilidad energética, la logística y los formatos de espacios flexibles de oficina (coworking) junto con las oficinas y edificios en ubicaciones prime las enseñas de su futuro.

Merlin-Madrid-Nuevo-Norte
Imagen aérea de Madrid Nuevo Norte, que se espera que comience a construirse de lleno en 2023 y esté listo en 2045.

La compañía obtiene también un 10% de sus ingresos de Portugal, donde prevé expandirse en los próximos años. La empresa lanzó su plan de choque frente al covid antes del pasado verano, 'atando' con 55 millones de euros a más del 90% de sus clientes en centros comerciales.

Merlin cerró 2020 con un beneficio neto de alrededor de 50 millones de euros frente a los 550 millones del 2019. Entre sus principales clientes sobresalen Amazon, Alibaba, InditexMercadonaFerrovialLeroy MerlinCarrefourDecathlon, Facebook, Oracle, Deloitte, Dachser o DSV.

Madrid Nuevo Norte es su gran apuesta en España. Para ese proyecto ya ha comprometido unos 400 millones de euros.