Contra todo pronóstico, el efecto Trump ha terminado siendo un revulsivo para las bolsas. Aunque inicialmente los mercados respondieron aterrorizados con caídas generalizadas, la tranquilidad fue imponiéndose a medida que pasaban las horas. Finalmente. El Nikkei 225 ha cerrado sesión con una subida del 6,95% acompañado por el Kosepi coreano que lo hace en un 2,07%. En los mercados de China, tanto el compuesto de Shangai como el Shenzhen terminan al alza con subidas del 1,23% y del 1,35% respectivamente.  

Wall Street también se subió a la montaña rusa. El shock incial provocó un fuerte descalabro que finalmente se ha saldado en verde. El down Jones despidió la primera jornada del republicano como presidente electo subiendo un 1,4%, para colocarse cerca de los 18.590 puntos. Llegó a superar temporalmente el máximo histórico que marcó el cierre en agosto de 2015 Wall Street.

El tono conciliador del discurso de Donald Trump ayudó mucho a disipar los temores de los mercados financieros. Ahora la pregunta que se hacen todos los analistas es ¿cuánto durará el resplandor Trump? y ¿cuánto crédito le otorgarán los mercados?.

Las bolsas europeas también se han recuperado de la reacción bajista inicial. Ayer cerraron a alza y esta mañana continúan en esa senda. Las jornada comienza con subidas en todas las plazas. El Ibex 35 en 1,45% el Dax en 1,28%, la bolsa de Milán en un 0,85%.