Las matriculaciones de turismos y todoterrenos moderaron ligeramente su descenso en febrero y cayeron el 38,41 % respecto al mismo mes de 2020, hasta 58.279 unidades matriculadas, lo que supone su segunda caída consecutiva, tras bajar más del 50% en enero.

Las matriculaciones han bajado un 44,6 % en el acumulado de 2021 respecto de enero y febrero de 2020, hasta 100.242, según los datos distribuidos este lunes por las asociaciones de fabricantes Anfac y de distribuidores Faconauto y Ganvam.

Variación anual del número de turismos y todoterrenos matriculados en España hasta febrero de 2021 (Anfac, Faconauto y Ganvam)

En el segundo mes de 2021, las caídas en las matriculaciones por el canal de particulares se suavizaron, al bajar el 43,8% (hasta 23.154 unidades), frente al 53,1% de enero. No obstante, el canal de particulares registró, por primera vez desde 1996, menos ventas que el canal de empresas, que cerró febrero de 2021 con 26.111 unidades matriculadas, lo que supone una caída del 18,7 %.

Por su parte, las impulsadas por alquiladoras bajaron un 57,7 % (hasta 9.014). Las matriculaciones de comerciales ligeros descendieron en febrero un 17,6 % hasta 12.960, mientras que las entregas de vehículos industriales, autobuses, autocares y microbuses subieron un 3,1 % (hasta 2.002).

En el acumulado desde enero, las matriculaciones de comerciales se redujeron el 23,9 % (29.581) y las de industriales, el 9,5 % (4.417).

Los diésel, los que más caen

Por tipo de combustión, los vehículos diésel marcaron la mayor caída, del 48,9 %, seguidos de los de gasolina (47 %) y los 100 % eléctricos (41,7 %). En el extremo contrario se situaron los híbridos enchufables, con una subida del 78,2 % interanual, y los no enchufables, con un 10,1 % más de matriculaciones.

Las emisiones medias de los turismos vendidos en febrero aumentaron un 1,25 % respecto del mes inmediatamente anterior y se quedaron en 128,8 gramos de dióxido de carbono (CO2) por kilómetro, según la medición WLTP (Procedimiento Mundial Armonizado para Ensayos de Vehículos Ligeros, en su sigla en inglés).

Esta medición, que se empezó a aplicar con el inicio de 2021, determina las emisiones y consumos homologados de los coches a la venta en la Unión Europea a partir de pruebas que se acercan más a la conducción real, lo que conlleva valores más altos que los arrojados por el sistema previo NEDC, basado en pruebas en laboratorio.

Según Anfac, las emisiones medias han descendido un 4,5 % interanual si se compara el dato de febrero de 2021 en términos homogéneos con el NEDC del mismo mes de 2020.

Los descensos en las matriculaciones registrados en febrero llegan en plena tercera ola de la pandemia, lo que se suma a la mala situación económica y la caída de la confianza de los consumidores, según Anfac.

A esto hay que añadir la subida del impuesto de matriculación al inicio de 2021 y el fin del plan Renove, factores que ya se notaron en enero.

En ese mes se registró el volumen más bajo de matriculaciones desde que existen estadísticas (1989) para un mes de enero, al caer un 51,5 % interanual, hasta 41.966 unidades, y volver así a datos de mayo de 2020, en pleno confinamiento general en España.