MásMóvil ha sacudido el mercado de las telecomunicaciones con el lanzamiento de una Oferta Pública de Adquisición (OPA) sobre la totalidad de Euskaltel valorada en 2.000 millones de euros. Si la operación llega a buen puerto, la suma de ambas compañías dará lugar a un gigante que factura 2.700 millones de euros y más de 1.500 empleados. Por ahora, MásMóvil cuenta con el apoyo asegurado del 52,3% del capital: Zegona, Kutxabank y Corporación Financiera Alba.

La opa, según las fuentes consultadas por Vozpópuli, va a financiarse en su totalidad con deuda, sin fondos propios. La compañía ha señalado en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que cuenta con un sindicato de bancos formado por BNP Paribas, Banco Santander, Barclays, Deutsche Bank y Goldman Sachs, sin precisar más detalles.

Según las mismas fuentes, la cuantía total de la financiación asciende a 3.500 millones de euros. Por un lado, los 2.000 millones correspondientes a la opa en sí y otros 1.500 millones destinados a la refinanciación de la totalidad de la deuda de Euskaltel. Cada entidad ha asumido una parte de la financiación muy similar.

La estructura de la financiación es flexible e incluye un préstamo B (Term Loan B o TLB, como se conoce en la jerga del sector) de 500 millones con vencimiento en 2027, y dos emisiones de bonos. En principio, una de ellas es una emisión de deuda senior preferente por valor de 1.300 millones (secured note) a siete años y otra de deuda senior no asegurada (unsecured note) que asciende a 1.700 millones por un periodo de ocho años. Estas cantidades son preliminares y podrían variar en función de las negociaciones y las condiciones del mercado.

En declaraciones a Radio Euskadi este lunes, el consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger, ha señalado que ambas empresas se complementan. "Euskaltel ha hecho un gran trabajo en liderar las telecomunicaciones en Euskadi en los últimos años y también recientemente en Asturias y Galicia. Y este liderazgo lo vamos a intentar fomentar, lo que Euskaltel no tenía era red propia de móvil, no tenía, en su gran mayoría, al menos, la última tecnología de la fibra óptica que podemos aportar nosotros".

MásMóvil mantiene la identidad vasca

MásMóvil ofrece a los accionistas de Euskatel 11,17 euros por título, lo que supone una prima del 26,8% sobre el precio medio de las acciones del operador vasco en los últimos seis meses.

Además de los números, MásMóvil no ha olvidado incluir en su oferta una batería de compromisos para preservar la identidad vasca de la compañía. Para empezar, la empresa se compromete a mantener la sede social y fiscal de Euskaltel durante al menos cinco años, así como su marca original. Pasado ese plazo, solo se podrá aprobar cambios con el apoyo de al menos el 90% del accionariado.

La empresa también se compromete a no poner en marcha un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) durante ese mismo periodo y asegura que priorizará el despliegue de su red 5G en el País Vasco. La operación también está sujeta a recibir el visto bueno de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).