Mapfre considera que la tormenta Filomena tendrá un impacto neto después de impuestos en las cuentas del grupo de entre 20 y 25 millones de euros. Así lo ha asegurado el director financiero de la aseguradora durante la rueda de prensa de resultados que ha tenido lugar este jueves.

El presidente del grupo, Antonio Huertas, ha destacado que la aseguradora ha pasado el año con buena nota. "Si el 2020 fuera un test de estrés Mapfre lo habría superado sin problemas", ha agregado.

Sobre la ruptura de relación con Bankia tras la fusión con Caixabank, Huertas ha explicado que las conversaciones están aún en una fase preliminar por lo que por el momento aún no se puede destacar cómo será el fin de esta alianza de más de 23 años.

Sobre la campaña de vacunación, el presidente de Mapfre se ha mostrado "inquieto" y "preocupado" por la velocidad con la que se están administrando las dosis. No obstante, Huertas ha señalado que el problema viene porque no hay dosis suficiente, tal y como ha reconocido la Unión Europea.

Resultados

La aseguradora Mapfre ganó 526,5 millones de euros en 2020, un 13,6 % menos, por el impacto de la crisis provocada por la pandemia y los siniestros derivados de la covid-19, con un coste de 367 millones, y por los terremotos de Puerto Rico.

Los daños provocados en la isla costaron 68 millones de euros a Mapfre, que en 2020 destinó además 132 millones al deterioro de los fondos de comercio de Italia, Turquía e Indonesia, según detalla en la información publicada este jueves.

Excluyendo estos extraordinarios, el beneficio se mantuvo estable, aunque los ingresos se redujeron un 10,7 %, hasta 25.419,1 millones, y las primas cayeron un 11,1 %, hasta 20.482 millones.

Además del parón de la actividad económica a nivel mundial, las cuentas de Mapfre se vieron afectadas por la depreciación de las principales monedas de Latinoamérica, Turquía y Estados Unidos (1.600 millones de euros), entre otras razones.

Dividendo complementario

El consejo de administración ha acordado proponer a la junta de accionistas un dividendo complementario al ejercicio de 2020 de 7,5 céntimos de euro brutos por acción, un céntimo menos que el complementario pagado un año antes.

Mapfre justifica esta decisión por la incertidumbre producida por la pandemia, pero subraya que este pago no compromete su solvencia futura ni la protección de los intereses de los asegurados, y se hace siguiendo las recomendaciones de los supervisores.

De este modo, el dividendo total con cargo a 2020 asciende a 12,5 céntimos de euro brutos por acción, lo que supone el reparto del 73,1 % de los beneficios, pues destinará al pago 385 millones