La Cámara de Adjudicaciones de la UEFA ha sancionado al Manchester City, actual campeón de la Premier League, con la prohibición de participar en las dos próximas ediciones de la Champions League por infracciones en la regulación del Juego Limpio Financiero. Además, la UEFA ha impuesto una multa de 30 millones de euros al club de Manchester, propiedad del jeque Mansour bin Zayed bin Sultan Al Nahyandel hermanastro del actual presidente de Emiratos Árabes.

La sanción entraría en vigor a partir de la próxima edición de la Copa de Europa, por lo que no afectaría a la participación del club en la actual edición, en la que se enfrentará al Real Madrid en la ronda de octavos de final.

El City responde

Desde hace un año, en marzo de 2019, la UEFA investiga al conjunto de Pep Guardiola, el cual reaccionó ya a la notificación de este viernes. El club inglés ha emitido un comunicado en el que critica duramente la decisión de la UEFA, y anuncia que esta será recurrida.

"El Manchester City está decepcionado aunque no sorprendido por el anuncio de hoy por parte de la Cámara de Adjudicación de la UEFA", apunta en su nota oficial tras conocerse la sanción. "En Diciembre de 2018, el Investigador Jefe de la UEFA anticipó públicamente el resultado y la sanción que pretendía imponer sobre el Manchester City, incluso antes de comenzar cualquier tipo de investigación. El consiguiente proceso, defectuoso y constantemente filtrado por parte de la UEFA, que él mismo supervisó dejaba pocas dudas acerca de cual sería el desenlace final. El Club remitió una queja formal ante el organismo disciplinario de la UEFA, una queja que fue validada por un fallo del TAS".