En España hay cuatro familias cerveceras que reinan el sector. Y en 2018 han aumentado sus dominios. Mahou, Heineken, Damm y Estrella Galicia son los responsables del 94% de toda la producción que hubo en España en 2018, un punto porcentual más que el año anterior, según detalla el último informe socioeconómico del sector cervecero de Cerveceros de España. 

Mahou sigue al frente de la tabla. El fabricante madrileño, que también tiene en su portfolio otras marcas como San Miguel o Alahambra, fabrica el 30% del total, mientras que el dueño de Cruzcampo (Heineken) se encarga del 27,4%. Por su parte, la cervecera de los Carceller es el responsable del 26,4% y la cervecera de la familia gallega Rivera produce un 8% del total.

La producción de cerveza en España alcanzó los 38,4 millones de hectolitros en 2018, lo que supone un crecimiento del 2,2 % respecto al anterior ejercicio, manteniéndose una tendencia moderadamente alcista por quinto año consecutivo.

Producción de cerveza en España en 2018

Aunque no se consume el 100% en España. Los cerveceros españoles siguen incrementando sus exportaciones, en 2018, lograron vender 2,97 millones de hectolitros al extranjero, cerca de un 3% más que el año pasado y un incremento acumulado en los últimos 10 años del 336%. Por otro lado, las importaciones de cerveza registraron un descenso del 3%, situándose en 4,7 millones de hectolitros; Francia, Alemania y Países Bajos son los principales países de origen de esta cerveza

El consumo aumenta un 1,5%

Respecto a los datos de consumo, en 2018 se superaron por primera vez en España los 40 millones de hectolitros, lo que representa un incremento del 1,5 % respecto al año anterior. "En este caso, además del turismo, han sido fundamentales el empuje de la hostelería", explica la asociación que representa cerca del 100% de la producción en España.

La facturación ha aumentado un 3,4 % respecto a 2017, en cuanto a la comercialización, ha seguido una línea paralela al consumo, alcanzando los 36,2 millones de hectolitros, un 1,4% más que en el anterior ejercicio. Tras cuatro años de crecimientos de en torno al 2 y el 3 %, en 2018 se ha mantenido la tendencia positiva, aunque de forma más moderada.

 “El hecho de que ocho de cada diez adultos, independientemente de su sexo o clase social, hayan consumido cerveza a lo largo del año convierte a esta bebida en la más transversal entre la población”, afirma Jacobo Olalla Marañón, director general de Cerveceros de España.

Fábrica de cerveza de Damm

344.000 puestos de trabajo

El Informe de Cerveceros de España asegura que esta bebida tiene un valor en el mercado de 15.500 millones de euros, cifra que representa el 1,3 % del PIB. Además, el sector genera 7.000 millones de euros en valor añadido para nuestra economía.

El sector cervecero concentra el 21% del total de la cifra de negocio del sector de bebidas, 3.563 millones de euros, un 7% más que el año anterior, y el 3 % del total del de alimentación. Además, el sector genera más de 344.000 puestos de trabajo, de los que más del 90% se concentran en la hostelería.

España es el segundo país de la Unión Europea en el que el sector cervecero crea más empleo, solo por detrás de Alemania"

España es el segundo país de la Unión Europea en el que el sector cervecero crea más empleo, solo por detrás de Alemania, y concentra el 15 % del empleo generado por la cadena de valor de la cerveza en el conjunto de Europa” aclara Jacobo Olalla Marañón.

En el tema de impuestos, según datos provisionales de la Agencia Tributaria, en 2018 se devengaron en impuestos especiales a la cerveza 354 millones de euros. La fiscalidad que soporta la cerveza contribuye a su aportación a la economía nacional, con un IVA que alcanza el 21 % incluso en su va­riedad sin alcohol.