“Avanzamos orgullosos en nuestro compromiso”, arrancaba Alberto Rodríguez-Toquero, Director General de Mahou San Miguel, la presentación de los resultados más complicados de la historia de la cervecera por culpa de la pandemia. “Las primeras previsiones era cerrar el ejercicio con pérdidas, pero hemos logrado terminar con beneficio”, añadía. Mahou ha registrado en 2020 unos números negros de 2,3 millones de euros, un 98% que el ejercicio anterior, por el fuerte castigo del coronavirus a su mayor fuente de negocio: los bares

La cervecera ha vendido un 36,4% menos en la hostería que en 2019, que ha llevado a una caída de su cifra de negocio del 10,5% hasta una facturación total de 1.252,8 millones. El impulso que ha vivido su negocio en los supermercados (canal alimentación), donde ha aumentado un 10% su negocio en el año de la pandemia, no ha sido suficiente para amortiguar la caída en los bares. 

Su resultado bruto de explotación (EBITDA) se redujo casi a la mitad respecto al ejercicio anterior, situándose en los 166,3 millones de euros. Por otro lado, sus ventas globales disminuyeron un 8,2% hasta los 17,7 millones de hectólitros, de los que 13,5 corresponden a cerveza y 4,2 a agua mineral, de sabores y funcionales. 

"Este resultado, muy alejado de los registrados en años previos, ha sido consecuencia del impacto de la situación sanitaria provocada por el COVID-19 y las medidas implantadas para contribuir a paliarla, como los cierres y las restricciones en los establecimientos hosteleros", ha explicado la cervecera este jueves en sus resultados.

El director general de Mahou San Miguel, Alberto Rodríguez-Toquero MAHOU SAN MIGUEL

El director general de Mahou San Miguel ha destacado el ambicioso plan de ayudas que ha tenido su compañía para sus socios hosteleros. "Hemos ayudado con inversiones por un valor total de 200 millones de euros", matizaba. “En un año complicado para todos, hemos optado por renunciar a un mayor beneficio para cumplir con nuestro rol como parte activa de la recuperación económica de este país”, apunta.

Mahou cae en 2021 y sube en online

Los primeros meses del 2021 también sufren la pandemia. El primer trimestre las ventas totales han caído un 8,9%, y en hostelería han cedido un 31% por las distintas restricciones que todavía pesan en muchas comunidades.

“2021 será un ejercicio retador, pero también lleno de oportunidades. Hoy, nos toca seguir avanzando en nuestra estrategia de transformación al tiempo que respondemos con agilidad y flexibilidad a la realidad que nos ha tocado vivir, llena de desafíos que nos hacen superarnos cada día” -asegura Alberto Rodríguez-Toquero- “Estoy convencido de que, con todo ese aprendizaje y esfuerzo, conseguiremos llevar a Mahou San Miguel a su mejor versión”, concluye.

Las ventas del canal online han crecido y durante el confinamiento se llegaron a tramitar hasta 300 pedidos diarios, 700 durante el fin de semana. Mahou San Miguel ha redefinido sus líneas estratégicas, asumiendo 2021 como un año de transición en el que continuará fortaleciendo su posición en España y en mercados clave, así como su capacidad de respuesta a sus distribuidores, clientes y consumidores.