Alemania permitirá a sus ciudadanos viajar a toda Europa a partir del 15 de junio menos España y Noruega. El ministro de Asuntos Exteriores germano, Heiko Maas, ha anunciado este miércoles que su país levantará el próximo día 15 la recomendación de no viajar al extranjero debido a la pandemia del coronavirus, aunque la mantendrá todavía en el caso concreto de España.

El sector turístico tiene todas sus esperanzas puestas en este mercado de cara al verano, pues es el segundo país que más turistas emite a España después de Reino Unido pero cuenta con una situación epidemiológica más favorable que el primero. 

Tanto es así que las regiones turísticas de Baleares y Canarias, que dependen del turismo internacional en un 90% y 70% respectivamente durante la temporada estival, trabajan ya para activar el turismo internacional desde el 21 de junio, cuando está previsto que finalice el estado de alarma en todo el país y las restricciones a los viajeros, como la cuarentena obligatoria de 14 días a todos aquellos que lleguen al país.

Sin embargo, el Ejecutivo no ha sido claro con este asunto. Primero, el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, aseguró el 18 de mayo en una entrevista en televisión que esperaba que la actividad turística se reactive a "finales de junio" tanto para españoles como para extranjeros.

Sin embargo, España seguía sin mandar un mensaje claro a los turistas europeos mientras varios países competidores ya habían anunciado su fecha de apertura al exterior, como Italia, Portugal o Grecia. Así las cosas, el 23 de mayo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, fue que España comenzaría a recibir turistas extranjeros a partir del mes de julio.

En este momento, no se mencionó nada acerca de la cuarentena vigente para los viajeros, y fue la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, la que aclaró unos días después que se levantaría el 1 de julio, con la llegada de los turistas. 

A su vez, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, anunció que la pretensión de España es abrir las fronteras al exterior "por regiones" con similares niveles de incidencia de la pandemia "y no por países". En este sentido, Exteriores avanzó entonces que no descartaba una apertura de fronteras "asimétrica", para permitir que las comunidades autónomas en mejor situación de control de la pandemia reciban turistas antes. 

Esto adelanta de nuevo las fechas. El Gobierno avanzó este domingo la propuesta de una sexta y última prórroga definitiva del estado de alarma hasta el 21 de junio, fecha en la que también acabará la cuarentena de 14 días pues, según consta en la orden ministerial publicada por el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado 11 de mayo, "esta orden mantendrá su eficacia durante la vigencia del estado de alarma y sus posibles prórrogas". 

Las islas quieren recibir alemanes desde el 15 de junio

El Gobierno también ha avanzado en estos días que devolverá a las comunidades la "gobernanza plena" cuando entren en la tercera y última fase de la 'desescalada', teniendo "una capacidad total para manejar los tiempos y también para solicitar levantar el estado de alarma en su territorio antes incluso del 21 de junio".

Si todo va como lo esperado, Baleares y Canarias, altamente dependientes del turismo y con apenas positivos por coronavirus, podrían entrar en esta fase el próximo 8 de junio. A día de hoy, sólo las islas canarias de El Hierro, La Gomera, y La Graciosa, junto con Formentera, en Baleares, están ya en fase tres. 

En este sentido, ambas comunidades están preparando 'vuelos piloto' para recibir a los primeros turistas extranjeros a través de 'rutas seguras' con Alemania "a partir de la segunda quincena de junio", tal y como publica este miércoles Vozpópuli

Con la vista puesta en esa fecha de arranque, Baleares y Canarias están manteniendo conversaciones en estos días con las autoridades del mercado emisor, como el embajador de Alemania en España, Wolfgang Dold; y con los principales operadores turísticos encargados de traer a los turistas a España, como el gigante germano TUI

Sin embargo, Alemania mantiene su recomendación de no viajar a España "de momento" ante la previsión de que "permitirá el ingreso de turistas algo más tarde y, una vez tome la decisión, se aplicará de inmediato". En este sentido, si bien el 21 de junio acabará el estado de alarma, y con él la cuarentena a viajeros y el cierre de fronteras, el mensaje que ha calado en el exterior es que esto no ocurrirá hasta julio.