Primer golpe a Ryanair en su lucha por tumbar las ayudas estatales a las aerolíneas europeas. El Tribunal General de la Unión Europea ha desestimado dos de sus recursos, sobre las ayudas en Francia y en Suecia al considerar que no constituyeron discriminación y las medidas se adoptaron en interés de la Unión, "poniendo remedio a la grave perturbación de la economía del Estado miembro".

Ryanair recurrió el aplazamiento de impuestos a las aerolíneas en Francia por valor de 200 millones de euros y el plan de préstamos del Ejecutivo sueco por 455 millones para las compañías aéreas con licencia de explotación en Suecia afectadas por el coronavirus.

Por un lado, el Tribunal General confirma que el objetivo del sistema de garantías de préstamo sueco cumple con los requisitos establecidos puesto que "está destinado a poner remedio a una grave perturbación de la economía sueca causada por la pandemia de la Covid-19, más concretamente, a poner remedio a los efectos negativos más importantes que esta ha tenido en el sector de la aviación de Suecia".

El Tribunal General observa, por otro lado, que limitar la moratoria en el pago de tasas a las compañías aéreas que disponen de licencia francesa "es un método idóneo para alcanzar el objetivo de reparar los perjuicios causados por dicho acontecimiento de carácter excepcional".

De esta forma, se desestiman ambos recursos presentados por Ryanair en mayo de 2020. Sin embargo, este es solo el comienzo. Ahora la 'low cost' ha asegurado que recurrirá las sentencias ante el Tribunal de Justicia (TJ) y todavía tiene pendientes de resolución otros recursos contra otras ayudas estatales a aerolíneas, como publicó Vozpópuli.

El fondo de rescate español

Los países europeos han salido en masa al rescate de las compañías aéreas nacionales, muy impactadas por la pandemia de la covid-19, y Bruselas está dando 'luz verde' a la mayoría de estas ayudas. En concreto, Ryanair ha recurrido el fondo de 10.000 millones de euros del Gobierno español para apoyar a empresas estratégicas, a través del cual se rescató a la aerolínea Air Europa con 475 millones.

También ha denunciado la aprobación por parte de Bruselas de ayudas financieras a aerolíneas particulares, como el apoyo de Dinamarca y Suecia a Scandinavian Airlines Services (SAS) en abril por más de 300 millones o el préstamo de Portugal a Transportes Aéreos Portugueses (TAP) por 1.200 millones aprobado en junio.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea también ha recibido recursos de Ryanair contra la decisión de Bruselas de aprobar el préstamo y la recapitalización de Finlandia a Finnair por un total de 886 millones, de Holanda a KLM por 3.400 millones, y de Alemania a Condor por 550 millones. 

La Comisión Europea ha dado luz verde a otros rescates aéreos, como el de Lufthansa por 9.000 millones y el de Air France por 7.000 millones. Alitalia, Brussels Airlines o Austrian Airlines también han recibido ayudas estatales pero Ryanair no los menciona en su lista. "Seguiremos recurriendo todos los casos que discriminen ilegalmente entre aerolíneas", aseguraba la aerolínea irlandesa a este medio.

"El esquema francés se reservó para las aerolíneas registradas en Francia y el esquema sueco para las aerolíneas registradas en Suecia, mientras que excluía a todas las demás aerolíneas de la UE, que también fueron dañadas por Covid-19, a pesar de su contribución a la conectividad, el empleo, el crecimiento del tráfico y la economía en general en Francia. y Suecia·, asegura la aerolínea tras conocen las sentencias.

"Durante la pandemia del Covid-19, se han otorgado más de 30.000 millones de euros en subvenciones estatales discriminatorias a las aerolíneas de bandera de la UE" y "es el momento de que la Comisión Europea deje de ceder ante las ineficientes políticas de rescate de gobiernos nacionales y comience a proteger el mercado único, el mayor activo de Europa para la futura recuperación económica", sentencia.