Juan Roig, fundador y presidente de Mercadona, no deja entrever si es optimista o pesimista con el futuro de la economía. Pero tiene claro el recado que quiere lanzar al Gobierno y las autonomías: "No nos pongan palos en las ruedas".

El empresario que más empleo genera en España (95.000 puestos de trabajo al cierre de 2020) ha aprovechado su comparecencia anual ante la prensa para pedir a todas las administraciones que favorezcan la iniciativa privada. Es la única manera -o si no, la principal- para que España levante cabeza en términos económicos y entierre la pandemia. "Dejemos que la gente honrada haga su trabajo. Por supuesto que hay que cumplir las leyes pero no pongamos palos en las ruedas", ha insistido Juan Roig, tras la presentación de los resultados de Mercadona.

Roig es consciente del aluvión de millones que traerán los fondos europeos de recuperación. Por eso considera que las administraciones deben suavizar las trabas burocráticas. El objetivo es que las ayudas circulen por el sistema y den vida a empresas y autónomos, azotados por la pandemia.

Récord de ventas

"El Covid ha salido cara para algunos sectores y cruz para otros. A Mercadona le ha salido cara", ha confesado, en referencia al récord de ventas que se ha anotado Mercadona durante el año de la pandemia. "Pero a otros les ha salido cruz. El motor económico de España es el turismo y ha estado parado", ha recordado. Juan Roig cree que "la reactivación va a avanzar si se agilizan los trámites en las administraciones".

El presidente de Mercadona confía en el papel de los empresarios para mejorar el futuro al país. Por ello reclama el apoyo del Gobierno de coalición. "Tenemos que tener empresarios. Hicimos los juguetes para todo el mundo en un sitio donde no había nada. Y la cerámica que se hace en Castellón se vende en todo el mundo".

Juan Roig y su relevo

El propio Roig se ha mostrado orgulloso de serlo. "Disfruto siendo empresario. Me encuentro muy bien física y mentalmente, por eso quiero seguir al frente de Mercadona", ha señalado, cerrando las puertas a un posible 'heredero': "Yo se quién es mi sucesor, y también lo sabe él... o ella".

En referencia al papel de los empresarios, Juan Roig también ha recordado que Mercadona contribuyó a las arcas del Estado con una aportación fiscal de 364 millones (sobre todo vía Impuesto de Sociedades) y 766 millones en concepto de cotizaciones a la Seguridad Social. "Si queremos servicios públicos, y sanidad, justicia y formación universal, hay que pagar impuestos. Nosotros estamos orgullosos de pagarlos".

Eso sí, ha también ha recordado que "las empresas tienen que ganar dinero". Eso sí, con un matiz muy claro: "Si tu principal propósito son los beneficios, no es saludable".