El Tribunal Supremo ha puesto punto y final a la guerra que Josep Pedrerol y el Grupo Intereconomía mantenían desde 2013. El alto tribunal ha desestimado recientemente el recurso por infracción procesal presentado por el grupo audiovisual, hoy en concurso de acreedores, contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid que da la razón al presentador deportivo en su enfrentamiento con Intereconomía tras su despido fulminante de la cadena, según consta en una sentencia del 24 de noviembre a la que ha tenido acceso Vozpópuli.

El Juzgado de Primera Instancia nº34 condenó a Intereconomía a abonar 1.059.186,53 euros más intereses en concepto de facturas pendientes de pago a Radio Sport Plus, la productora del presentador, y otros 1.599.000 euros por daños y perjuicios tras romper sin justificación el contrato con la productora. El mismo tribunal también rechazó los argumentos de Intereconomía en los que señalaba que el presentador de Punto pelota -así se llamaba su programa- había incumplido sus obligaciones contractuales con la cadena en materia publicitaria.

Tras este primer revés para la cadena, Intereconomía presentó un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial que volvió a dar la razón al locutor. Además, el tribunal tumbó también el recurso porque fue presentado sin el consentimiento expreso del administrador concursal. Intereconomía considera que no hacía falta ese 'permiso' y posteriormente presentó un recurso por infracción procesal que fue admitido a trámite en verano y acaba de ser desestimado por el Supremo, por lo que la sentencia ya es firme y el crédito ya está reconocido para la productora de Pedrerol.

Punto pelota

Pedrerol, uno de los rostros más conocidos de la actualidad deportiva, presentó durante cinco años la tertulia Punto Pelota, uno de los espacios de más éxito de la historia de la cadena.

El presentador catalán y la empresa comandada por Julio Ariza mantuvieron durante esos años dos contratos, uno desde 2008 hasta 2010, y otro desde ese año hasta el 4 de diciembre de 2013, cuando Intereconomía envió un burofax al presentador para comunicarle su despido, siempre según los hechos narrados en la sentencia.

Conviene recordar que, el día en que se produjeron esos sucesos, Pedrerol y su equipo denunciaron que les habían impedido el paso a las instalaciones en las que grababan el programa.

A la demanda de Pedrerol se sumó otra presentada por la propia Intereconomía en la que llegó a reclamarle al catalán un millón y medio de euros por un presunto incumplimiento de contrato, la cual fue archivada

A partir de ahí comenzó un fuego cruzado en los tribunales, porque a la demanda de Pedrerol se sumó otra presentada por la propia Intereconomía en la que llegó a reclamarle al catalán un millón y medio de euros por un presunto incumplimiento de contrato. Esta demanda fue archivada por el juez.

Josep Pedrerol aterrizó un tiempo después en Atresmedia, donde actualmente comanda Jugones y El Chiringuito de Jugones. Esta última, la evolución del formato Punto Pelota, que se emite en Mega.