El presidente de Sabadell, Josep Oliu, apunta al turismo y al transporte aéreo como las actividades económicas más afectadas por la pandemia de la covid-19 y que "requerirán un rescate" en Europa, tratándose esta vez de "una cuestión de sectores y no de países", como en la crisis financiera de 2008, desatada por "un exceso de endeudamiento en las economías mundiales".

El banquero ha explicado durante un seminario 'online' organizado por el grupo Hotusa este martes que ante el parón de la actividad turística y aérea a causa del coronavirus "la reacción de los bancos y los gobiernos en la primera fase ha sido asegurar la liquidez de las empresas, pero las pérdidas siguen estando presentes, algunas en forma de préstamos". 

"Hasta ahora, la Unión Europea ha dicho que cada país se espabile y haga lo que pueda", con lo que "los países ricos han sido más generosos en cuanto a medidas de apoyo a las empresas, con subvenciones directas, préstamos o aportaciones de capital", pero advierte que los sectores del turismo y el transporte aéreo "requerirán un rescate" y debe analizarse a nivel europeo cómo se lleva a cabo. "No se tiene que hacer con liquidez, sino con cobertura de pérdidas", indica.

Oliu ve con buenos ojos la propuesta de Francia y Alemania para la puesta en marcha de un fondo de recuperación de la economía europea de 500.000 millones de euros destinado a los países y los sectores más golpeados por la pandemia de Covid-19 a través únicamente de transferencias presupuestarias.