Los numerosos informes que hemos conocido estas semanas sobre el impacto del desafío soberanista alertaban del fuerte impacto que podría tener el 'procés' en la economía catalana. Hoy podemos ver ya uno dato demoledor: la inversión extranjera ha caído un 75% en la comunidad en el tercer trimestre del año, según datos del Ministerio de Economía a los que ha tenido acceso este periódico.

A nivel nacional, la inversión ha caído menos, un 42,9%, lo que supone unos 3.500 millones de euros. Y, según el Departamento que dirige Luis de Guindos, casi todo el descenso se explica por la caída de las inversiones destinadas a Cataluña, que han supuesto una merma de más de 1.500 millones. En Madrid, en cambio, las inversiones han crecido un 20% en el mismo periodo.

Quizá lo peor de todo es que estas cifras no recogen aún el efecto post referéndum, pero sí toda la campaña previa. Es decir, que puede que cuando se conozcan las cifras del cuarto trimestre la caída sea incluso mayor y  más preocupante.

Y si miramos las cifras de los primeros nueve meses del año, las cosas tampoco mejoran mucho. Las inversiones siguen cayendo en Cataluña, aunque a un ritmo algo inferior (37%). A nivel nacional, la caída se modera mucho y baja al 3%. Y en Madrid, en cambio, la inversión sigue siendo positivo, con un incremento del 32%.