Los ingresos de Orange España cayeron en 2020 un 5,9% con respecto a 2019 y se situaron en 4.951 millones de euros, especialmente marcados por el descenso de la facturación en los servicios móviles, hasta un 12,9%, según ha anunciado el grupo francés este jueves.

El ebitdal (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación, amortización y pérdidas especiales) se redujo el año pasado un 13%, con respecto a 2019, hasta 1.433 millones de euros.

Giro comercial de Orange

El grupo ha anunciado un giro comercial de la compañía en España para tratar de mejorar este ebitdal.