No haber avisado a Fernando Abril-Martorell de su cese con tres meses de antelación le costará a Indra, participado en un 18,7% por la Sepi, su primer accionista, 750.000 euros.

La multinacional tecnológica, que comunicó al mercado el viernes pasado la decisión de la Sepi de cambiar a su presidente, indemnizará a Abril-Martorell con unos seis millones de euros en total, tras seis años en el cargo.

El consejo de administración de la multinacional española se ha reunido hoy jueves para analizar el nombramiento de Marc Murtra como sucesor en la presidencia de Abril-Martorell. La compañía ha anunciado a la CNMV la designación de este como nuevo presidente, quien sin embargo no contará con poderes ejecutivos como su antecesor.

Abril-Martorell posee acciones de Indra valoradas en cerca de tres millones de euros

Entre el lunes y el miércoles la Comisión de Nombramientos de Indra ha estado evaluando el nombramiento, habiendo elaborado un informe al respecto trasladado al consejo de administración.

El cálculo de la indemnización a la que tiene derecho a recibir el hasta ahora primer ejecutivo de Indra ha sido uno de los primeros puntos analizados en la mañana del jueves por el consejo de administración del grupo español, según las fuentes consultadas por este diario.

De acuerdo al informe de buen gobierno de Indra correspondiente al pasado ejercicio, los tres consejeros ejecutivos del grupo, entre ellos el presidente, mantienen una relación "de carácter mercantil articulada a través de sendos contratos de prestación de servicios".

El contrato de Abril-Martorell contempla una cláusula de no competencia a su salida que supone el pago de 2,3 millones

Dichos contratos establecen la obligación de la compañía "de dar un preaviso de tres meses a la finalización de la relación profesional" . En el caso de que la sociedad incumpliera con dicha obligación, los afectados tienen derecho a percibir "una compensación equivalente al importe de su retribución total target anualizada por el periodo del plazo de preaviso incumplido", que en el caso de Abril-Martorell equivale a 750.000 euros.

Además, el contrato del hasta ahora presidente de Indra contempla una cláusula de no competencia a su salida que supone el pago de 2,3 millones de euros, que Abril-Martorell percibirá a partir del próximo año y pagadero en varios trimestres.

Estas cantidades sumadas a otros tres millones de euros de indemnización, suman aproximadamente los seis millones de euros que recibirá a su salida Fernando Abril-Martorell.

La indemnización del presidente habría sido de 10 millones si no hubiera aplicado rebajas voluntarias

Fuentes cercanas al grupo subrayan que la indemnización total del presidente podría haber sido más elevada, en el entorno de los 10 millones de euros, si este no hubiera aplicado rebajas voluntarias a las retribuciones fijas y variables y a la cláusula de no competencia, que anteriormente era el doble (más de cuatro millones de euros).

De acuerdo a los registros de accionistas de Indra de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Abril-Martorell posee el 0,229% del capital de Indra, unas 400.000 acciones, que al precio actual de mercado de cotización de la compañía están valoradas en 2,8 millones de euros.

Nuevo presidente

El lunes trascendió que la persona propuesta para ocupar la presidencia de Indra era Marc Murtra, que trabajó en el Ministerio de Industria con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y coincidió con los exministros Joan Clos y Miguel Sebastián. Hasta ahora trabajaba en dos consultoras de banca de inversión con sede en Barcelona.

El valor en Bolsa de Indra rebota hoy con subidas por encima del 1,5% tras cuatro días de caídas

La elección del profesional mencionado, así como las formas empleadas en la comunicación del cese de Abril-Martorell, ha sido criticada por miembros del consejo de administración, accionistas relevantes y también por los sindicados UGT y CC OO, de acuerdo a las fuentes consultadas por este diario.

Como ha publicado Vozpópuli, la misma comisión de nombramientos que ha analizado la cuestión de la sucesión de Abril-Martorell, premió el pasado mes de marzo con 2,4 millones de euros la buena gestión del presidente del grupo, según el informe de gobierno corporativo de Indra del ejercicio 2020.

El valor en Bolsa de Indra ha sufrido desde el pasado viernes, cuando se conoció la intención de la Sepi de cambiar al presidente. Ese día cayó un 7,9%, más de un 4% el lunes y por encima del 1% el martes. Hoy jueves el valor rebota más de un 1,5% al mediodía.