Inditex ha contratado a Telefónica para mejorar la conectividad de sus tiendas en el mundo. La apuesta decidida del líder mundial de la moda por la digitalización ha impulsado esta alianza entre las dos mayores multinacionales españolas.

Desde las compañías se explica que el contrato busca aumentar la capacidad de transmisión de datos entre las tiendas del grupo, dada esa tendencia hacia una mayor digitalización del negocio, y a que la cantidad de información transmitida entre los establecimientos de Inditex cada vez es mayor.

Telefónica International Wholesale Services (Tiws) es la filial del grupo presidido por José María Álvarez-Pallete que se encargará de ejecutar el contrato firmado con la compañía fundada por Amancio Ortega.

El tratamiento de datos de las tiendas de Inditex en el mundo permite al grupo anticipar tendencias de compra de sus clientes

Tiws ofrece servicios internacionales y plataformas a multinacionales, mayoristas, operadores fijos y móviles, y proveedores de servicios, proporcionando a sus clientes "conectividad de alta calidad, plataformas digitales y una amplia gama de soluciones innovadoras".

La red internacional de Telefónica se apoya en la infraestructura gestionada por Telxius, que opera una red de 87.000 kilómetros de cable de fibra óptica submarina de alta capacidad. Amancio Ortega, a través de su sociedad de inversión, Pontegadea, posee un 10% del capital de Telxius.

Apuesta por la digitalización

La alianza entre Telefónica e Inditex se enmarca en la decidida apuesta del grupo de moda por la digitalización de su negocio. A mediados del pasado año la multinacional presidida por Pablo Isla nombró a Carlos Crespo como consejero delegado, para hacerse cargo de, entre otras, las áreas de Tecnología, Seguridad de la Información, Logística y Transporte, y definir junto al presidente la estrategia global del grupo.

Dentro de esa estrategia global y de digitalización de Inditex destaca la tecnología vinculada a los terminales en puntos de venta, a los sistemas de administración y gestión de inventarios, a los sistemas de reparto en los centros de distribución, a los de comunicación con las tiendas, a los de etiquetado de prendas y, por último, la vinculada a la transformación digital del negocio.

Inditex gestiona 7.469 tiendas de sus distintas marcas en el mundo

Con el tratamiento de todos esos datos de las tiendas del grupo Inditex en el mundo -Zara, Pull & Bear, Massimo Dutti, BershkaStradivarius, Oysho, Zara Home y Uterqüe-, la compañía puede anticipar los gustos de los clientes.

El permanente contacto de las tiendas y de los equipos de online con el equipo de diseñadores, a través
del Departamento de Gestión de Producto, posibilita captar cambios en las tendencias de compra de los clientes. 

El sistema logístico y de distribución implantado por Inditex permite envíos continuados a las tiendas y a online desde los centros logísticos de cada formato comercial a lo largo de cada temporada. 

Inditex contaba, el pasado mes de enero, con 7.469 tiendas de sus distintas marcas en el mundo, de las que 6.357 son locales propios y 1.112 franquiciados. En España el grupo opera 1.580 establecimientos; 3.402 en el resto de Europa; 862 en América, y 1.625 en el resto del mundo. Cerca de 3.000 tiendas son de Zara.