El grupo Iberostar ha acordado el despido colectivo de 246 trabajadores en su división de viajes W2M, tal y como adelantó Vozpópuli el pasado mes de diciembre. La parte social de la comisión negociadora informa este martes de que este recorte afectará a casi el 50% de la plantilla, compuesta de alrededor de 500 personas.

La negociación se ha saldado con 53 despidos menos de los previstos por la empresa, que ascendía a 299. Los afectados tendrán derecho a una indemnización equivalente a 26 días por año trabajado más un complemento proporcional del 1,90% del salario bruto anual multiplicado por los años de servicio.

Además, los trabajadores han acordado que primero se apele a la voluntariedad de los trabajadores y un máximo de 15 personas puedan acogerse a una excedencia voluntaria con reserva del puesto de trabajo, con una duración de entre un año y un año y medio.

Una "dura" negociación

Finalmente, se ha creado una bolsa de empleo con el objetivo de dar prioridad a las personas afectadas por el despido colectivo a la hora de ser contratadas en las vacantes que surjan en las empresas del grupo World 2 Meet. Esta bolsa de empleo estará vigente hasta el 31 de marzo de 2022.

La comisión asegura que "la negociación ha sido realmente dura y compleja" y asegura que "el elevado
número de despidos no es verosímil ni plausible, sobre todo si se atiende a la normal actividad de la compañía, más de 800 millones facturados en 2019".

"Se aprovecha la situación generada por la covid-19 para hibernar momentáneamente la empresa, aunque quieren desligar este punto del ERE, para dejar los departamentos con un número de trabajadores que en condiciones normales no podrían sacar el trabajo", comentan.

El grupo Iberostar está inmerso ahora en el lanzamiento de su propia aerolínea en los próximos meses, un proyecto que nació justo antes de que estallara la crisis del coronavirus en España y que el grupo ha decidido mantener, con una importante inversión en aviones y personal.