Iberia -junto al grupo Oesía, Iberia y la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin)- ha creado un Corredor Aéreo Sanitario con China, coordinado a través de un centro logístico, que empezará a operar el próximo 30 de marzo para facilitar la llegada a España de productos sanitarios.

La aerolínea aportará aviones destinados al transporte de pasajeros, tripulaciones y equipos ahora paralizados ante la ausencia de demanda. La iniciativa tiene la intención de "descongestionar y aumentar el aprovisionamiento de los productos necesarios para prevenir el contagio de coronavirus, realizar más diagnósticos de la enfermedad y tratar a pacientes".

Por otra parte, según informan en un comunicado, Fenin aportará la capacidad y conocimiento en el sector de la tecnología sanitaria; mientras que el grupo Oesía pondrá en funcionamiento su fuerza logística. En el proyecto están colaborando los Ministerios de Sanidad; Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación; Hacienda e Industria, Comercio y Turismo, que han ayudado a facilitar los trámites que requería esta operativa.

90 toneladas de material

Los ejes de actuación de la iniciativa abarcan todo el proceso, desde el aprovisionamiento en los centros de producción de China hasta la distribución en España, incluyendo transporte. Para agilizar el proceso, el Corredor Aéreo Sanitario coordinará las solicitudes de material sanitario por parte de las industrias del sector o por parte de los servicios de salud públicos.

Asimismo, se proveerá de los productores de China, que tienen una gran sobredemanda en estos momentos, e importará a España el material y la tecnología sanitaria desde el aeropuerto de Shanghái. La rutas aéreas se mantendrán activas con la periodicidad que sea operativamente viable cada semana y se completará la distribución según las peticiones.

Las operaciones comenzarán el próximo lunes, cuando el Corredor Aéreo Sanitario realizará los primeros traslados y entrega de materiales, que sumarán 90 toneladas de material. La carga incluyen respiradores, mascarillas, guantes y pantallas protectores, entre otros productos necesarios para la contención de la enfermedad.

Las tres entidades han puesto en valor que la iniciativa pretende reforzar otras compras que se estén realizando en China y complementar a los cargueros que tienen esta dedicación como línea de negocio habitual.