El terremoto de la imputación de Ignacio Sánchez Galán en el caso Villarejo ha obligado a Iberdrola a mover ficha con sus trabajadores. La eléctrica ha remitido este miércoles un comunicado interno al que ha tenido acceso Vozpópuli en el que señala que no hay indicios de la comisión de ningún delito, que Galán cuenta con el apoyo del consejo de administración y que el propio presidente se había ofrecido a declarar para esclarecer los hechos.

Ese mensaje es prácticamente calcado a otro comunicado que se ha hecho público y al contenido recogido en el hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) salvo por unos cuantos nombres propios: Repsol, Caixabank y BBVA.

En el escrito dirigido a la plantilla, Iberdrola trata de rebajar su presunta implicación en la causa al recordar que en el caso Villarejo “hay 21 empresas implicadas” entre las que se encuentran “Repsol, Caixa y BBVA”. La eléctrica recuerda que está siendo investigada por 17 facturadas emitidas por Cenyt, la empresa de Villarejo, que en total suman cerca de un millón de euros.

El juez Manuel García-Castellón, titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, ha decidido imputar al presidente y a otros tres directivos (Francisco Martínez Córcoles, Fernando Becker Rafael Orbegozo) horas después de que lo pidiese la Fiscalía Anticorrupción. El magistrado sospecha que podrían haber cometido delito continuado de cohecho activo, delito contra la intimidad de las personas y delito por falsedad en documento mercantil.

El consejo de Iberdrola "respalda" a Galán

Este jueves, Iberdrola ha emitido un nuevo comunicado en el que señala que el consejo de la compañía respalda la gestión de Galán y que por ahora se ha decidido no adoptar ninguna medida. Como ha publicado este diario, el consejo de administración tiene la obligación de solicitar un informe a la Comisión de Nombramientos para analizar la situación y, posteriormente, podría adoptar la decisión que considere más oportuna, incluyendo el cese. Por ahora, el máximo organismo de la compañía cierra filas en torno a su presidente.

La energética explica que, como consecuencia de las noticias e informaciones aparecidas en prensa, "los órganos sociales, la Comisión Ejecutiva Delegada y el propio Consejo de Administración de Iberdrola, han valorado la situación y su impacto sobre la compañía".

A este respecto, tal y como se informó mediante comunicación a la CNMV y al propio juzgado el pasado 25 de mayo, la Comisión Ejecutiva Delegada de Iberdrola ha dejado constancia este jueves de que, desde el primer momento y de manera continua, el Consejo de Administración y las Comisiones de Iberdrola había actuado de conformidad con el Sistema de gobernanza y sostenibilidad, "impulsando todas las actuaciones necesarias para el total esclarecimiento de los hechos con la información que ha sido conocida en cada momento y dando traslado de dichas actuaciones a las autoridades judiciales", apunta el comunicado.