John Baldacci es vicepresidente y consejero de Avangrid desde 2014. La mano derecha de Ignacio Sánchez Galán en la filial de Iberdrola en Estados Unidos compatibiliza esta tarea con su labor de asesor en asuntos económicos y gubernamentales del despacho de abogados Pierce Atwood, al que llegó en 2012 tras dos legislaturas como congresista y gobernador por el Estado de Maine. Dos tareas que ha unido después de que Avangrid haya pagado a Pierce Atwood un total de 2,9 millones de dólares, 2,4 millones de euros al cambio actual, por servicios legales en 2020. 

“La firma de abogados Pierce Atwood fue contratada por la compañía durante el año que terminó el 31 de diciembre de 2020 para brindar servicios legales”, explica la filial de Iberdrola en su informe anual. “John Baldacci, miembro de nuestro consejo, ocupa en este despacho un cargo remunerado como ‘asesor senior’ de desarrollo económico y relaciones gubernamentales, aunque no recibe participación en las ganancias ni otros incentivos relacionados con los servicios legales que se brindan a la empresa”, matiza Avangrid. 

Una relación en la que Iberdrola no ha querido profundizar ante la pregunta de Vozpópuli. El vicepresidente de Avangrid cobró por esta tarea en el último año 200.000 dólares, 166.000 euros al cambio. Asimismo, el consejero cuenta con un paquete accionarial de la filial de Iberdrola de 350 acciones que, a precio de cierre de este lunes, tendría un valor de mercado de 15.200 euros.

Una participación del exgobernador en Avangrid, sociedad participada en un 81,50% por Iberdrola, que está muy por debajo de los 4,6 millones de euros en acciones, según el valor actual de mercado, que tiene el presidente de Avangrid e Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán.

Antes de ser vicepresidente de Avangrid y asesor de Pierce Atwood, Baldacci fue durante dos legislaturas gobernador del Estado de Maine, la última de George W. Bush y la primera de Barack Obama. El servicio público de este militante del Partido Demócrata incluyó el servicio como Representante de los Estados Unidos para el Segundo Distrito del Congreso de Maine de 1995 a 2003.

Un embajador en Iberdrola

Junto con John Baldacci, el otro miembro que destaca en el consejo de administración de la filial de Iberdrola en Estados Unidos es Alan Solomont. El consejero y miembro del comité de auditoría fue embajador estadounidense en España y Andorra durante el mismo período que la etapa de Baldacci como congresista (2009-2013). 

Solomont cobra por esta tarea un salario bruto de 200.000 euros y su paquete accionarial de Avangrid se eleva hasta las 7.148 acciones, un paquete valorado en 311.000 euros. El consejero entró en el consejo de la empresa de Sánchez Galán en 2014, después de cerrar su etapa como presidente de la cámara de comercio de España en Estados Unidos.

Así, son dos los expolíticos con presencia en el consejo de su tercer mercado, tras Reino Unido y España. Su filial de generación renovable, transmisión y distribución de electricidad y gas en Estados Unidos genera el 15,7% de la facturación total del grupo Iberdrola y donde Sánchez Galán quiere seguir creciendo.

PNM y renovables

El siguiente paso de este proceso de esta hoja de ruta en Estados Unidos será la integración de PNM Resouces en Avangrid. Una eléctrica estadounidense, que desarrolla negocios regulados principalmente de transporte, distribución y generación eléctrica en los Estados de Nuevo México y Texas, por el que Iberdrola pagó un total de 4.317,5 millones de dólares, cerca de 3.663,5 millones de euros al cambio actual.

Pero en Estados Unidos quiere seguir conquistando hasta 2025, principalmente con inversiones en energías renovables. Avangrid pretende destinar unos 11.220 millones de euros a esta área, lo que le permitirá prácticamente duplicar su potencia renovable, alcanzando los 13,2 GW de capacidad instalada en 2025 (frente a los 7,6 GW actuales).

Estas inversiones pretenden incrementar su presencia en los sectores de la eólica marina y la solar fotovoltaica, además de fortalecer su liderazgo en eólica terrestre. De este modo, para 2025 planea tener operativos 1,6 GW eólicos marinos —con la entrada en operación de Vineyard Wind y Park City Wind—, 2,5 GW fotovoltaicos y 9 GW eólicos terrestres.