El hotel de lujo Ohla Barcelona se vende por cerca de 45 millones de euros, según ha podido saber Vozpópuli. Su dueño, el grupo catalán Solixent Invest, ha puesto en venta el activo a un precio de 600.000 euros por habitación, según informan fuentes solventes a este periódico. El establecimiento cinco estrellas cuenta con 74 habitaciones de cuatro categorías diferentes.

Está ubicado en el corazón de la Ciudad Condal, en la Vía Laietana número 49, muy cerca del Paseo de Gracia. El edificio es el antiguo emplazamiento del palacio del primer conde de Barcelona, con una fachada neoclásica obra del escultor Frederic Amat; aunque su interior tiene un diseño vanguardista.

El hotel destaca por las vistas de su azotea, gobernada por una piscina con paredes de cristal. Además, el Ohla Barcelona dispone de un restaurante regentado por Romain Fornell, chef del restaurante Caelis, galardonado con una Estrella Michelin desde 2005 y durante años ubicado en El Palace de Barcelona.

Nueve activos en cartera

Bajo la misma marca, los propietarios cuentan con otro hotel boutique en Barcelona, el Ohla Eixample, también cinco estrellas y con 94 habitaciones. El grupo, formado por varias familias, compró el edificio en 2013 por 13 millones y lo inauguró en 2016, tras una inversión adicional de 17 millones para convertirlo en un hotel de lujo.

Además, los propietarios cuentan con otra marca de alojamientos vacacionales en la Costa Brava y El Maresme denominada Aqua Hoteles, bajo la que operan siete activos. En los últimos años, el grupo también había llevado a cabo un proceso de transformación de estos hoteles, elevando su categoría.

El consejero delegado de la cadena, Benet Ferrer, es uno de los socios de la cadena Ohla Boutique Hotels, que ingresó 8,7 millones de euros en 2019, logrando un beneficio de 1,3 millones. Ese mismo año, la matriz, en la que se incluye la marca Aqua Hotels, facturó 11,45 millones y ganó casi 3 millones.

En las últimas cuentas de Ohla presentadas en marzo de 2020, a las que ha tenido acceso Vozpópuli a través de la herramienta Insight View, la empresa reconocía que la pandemia podía provocar "una caída importante de la actividad turística en el presente ejercicio, que con toda seguridad alterará las previsiones positivas que la sociedad tenía para la temporada 2020".

Venta de hoteles urbanos

La mayoría de los hoteles de la cadena son en propiedad, lo que permite a la compañía reforzar su liquidez a través de la venta de activos tras los estragos causados por el coronavirus en este negocio. Este periódico ha intentado ponerse en contacto con la empresa sin éxito.

La lenta recuperación del segmento urbano, con un desplome en los viajes de empresa, está precipitando la venta de activos de lujo en Barcelona. Vozpópuli ya adelantó la venta de otro hotel cinco estrellas en Vía Laietana, el Grand Hotel Central por parte de la cadena Único Hotels de Pau Guardans Cambó.

Además, este periódico también avanzó que la cadena H10 ha puesto a la venta su único hotel de 'gran lujo' en España, The One Barcelona, por cerca de 90 millones; y el gigante Hotusa ha sacado al mercado uno de sus establecimientos en Barcelona para aliviar sus problemas de liquidez, el Exe Laietana Palace.