El gasto per cápita de los españoles ha caído durante los años más duros de la crisis (2007-2014) un 8,6%. Joyería, mobiliario y equipamiento del hogar han sido los sectores más afectados por este descenso del consumo, que durante el último año ha repuntado un 0,8%. Los que más gastan en el cómputo nacional -10.760€/persona- son los vascos (13.313€), navarros (12.599€) y madrileños (12.558%). Así, el comportamiento durante este periplo ha cambiado la manera de adquirir bienes y servicios.

Los datos se reflejan en un estudio elaborado por el Barómetro de Consumo Barclaycard-IESE a raíz de la Encuesta de Presupuestos Familiares del Instituto Nacional de Estadística (INE). Dicho análisis sitúa en 10.760€ el gasto medio que cada español ha realizado durante el 2014. País Vasco, Navarra y Madrid son las comunidades autónomas que más han gastado por habitante en sus enseres personales, mientras que Canarias (8.906€), Extremadura (9.194€) y Andalucía (9.237€) se quedan a la cola entre las 17 regiones.

Extremadura (-0,4%), Aragón (-0,5%) y País Vasco (-1,1%) son las comunidades en las que menos se ha notado la caída del comercio particular de las familias

En términos agregados, el consumo per cápita en España ha caído en más de ocho puntos (8,6%) entre 2007 y 2014, siendo Baleares con un -16,5%, Canarias con un -15,2% y Murcia con un -15% los territorios más simbólicos que evidencian el descenso. Extremadura (-0,4%), Aragón (-0,5%) y País Vasco (-1,1%) se sitúan en la otra cara de la moneda y son las comunidades en las que menos se ha notado la caída del comercio particular de las familias.

En este sentido, hay varios sectores comerciales con destacada presencia en el país que han notado considerablemente los peores años de la crisis económica. En primer lugar estaría la joyería que ha sufrido un descenso del 58% en sus ventas, seguido por el mobiliario y equipamiento de las viviendas (-37%), ropa y calzado (-29%) y restaurantes (-24%). Sin embargo y debido a la políticas planteadas por el Gobierno de Mariano Rajoy, en este periodo se ha incrementado el gasto por persona en educación (37%), agua, gas, electricidad y teléfono (21%) y sanidad (13%).

Entre las situaciones familiares de los españoles que se deprenden del informe, destaca que el 33% de los hogares están sustentados principalmente por una persona de 65 o más años de edad. Los datos coinciden con los proporcionados por la ONG Educo en los que el 80% de los abuelos en España ayudan a sus hijos y nietos con una media de 209 euros al mes, cuando el porcentaje en 2010 era cercano al 20%.

 La recuperación se plasma en las tarjetas

Prosiguiendo con el cambio de hábitos en el consumo, una de las formas más frecuentes a la hora de pagar en comercios es la tarjeta de crédito. En España el número total de tarjetas -débito y crédito- en circulación en 2014 asciende a 68 millones y, de media, se gasta con cada una de ellas una cantidad cercana a los 42 euros.

Del estudio de las transacciones realizadas con tarjeta Barclaycard se pueden observar síntomas de recuperación en el gasto mensual con tarjeta. En 2007 descendió  desde los 217 euros mensuales hasta los 152 euros en 2009, año el que se inicia un repunte hasta superar los 250 euros de gasto promedio mensual en 2014. Según estos datos, los españoles empleamos la tarjeta de crédito en primer lugar para pagar las compras del supermercado, seguido de las compras en grandes superficies, ropa, bricolaje y hogar y estaciones de servicio.