La normativa detalla que los autónomos pueden deducirse casi un tercio de los gastos del hogar por la parte que corresponde del mismo destinada a la labor profesional, pero Hacienda ha denegado este hecho a los trabajadores por cuenta propia que se han visto obligados a realizar su labor durante la pandemia desde su vivienda, según adelanta Cinco Días.

Hacienda deniega esta ventaja fiscal a este colectivo alegando que durante la pandemia provocada por el coronavirus, con confinamientos en primavera y otras medidas durante los siguientes meses, se trata de una situación "ocasional y excepcional".

La Dirección General de Tributos ha respondido de esta forma a una consulta vinculante realizada por una autónoma. Esta presentó la duda ya que durante la crisis generada por la covid-19 cambió su habitual lugar de trabajo (un despacho fuera de su vivienda) por el trabajo desde su casa. Ese cambio implicó una subida en el uso de los suministros del hogar como agua, luz o Internet, lo que implicó un aumento en la factura.

Y aunque la norma detalla que esos gastos sí se podrían deducir en un 30%, "esta circunstancia no se produce en el caso planteado, pues la misma no se encuentra parcialmente afecta a la actividad, siendo la utilización de la misma en el desarrollo de la actividad motivada por una circunstancia ocasional y excepcional" relacionada con la pandemia.