BBVA celebrará el próximo 13 de marzo su junta de accionistas en la que dirá adiós a varios consejeros, entre ellos José Manuel González-Páramo, para dar entrada a tres nuevos representantes -Ana Revenga, Raúl Galamba y Carlos Salazar- que incrementarán la diversidad del máximo órgano de gestión.

González-Páramo seguirá vinculado a BBVA como asesor externo, pero deja de formar parte del consejo, en el que estaba sentado como ejecutivo, y lo mismo sucede con Carlos Loring Martínez de Irujo y Tomás Alfaro Drake, cuyos mandatos vencen en la próxima junta.

El relevo de estos tres consejeros permitirá que a partir de este momento las mujeres representen un tercio del consejo de BBVA, cumpliendo el objetivo marcado para 2020, y los miembros con nacionalidad extranjera representarán un 40 %.

Tras los cambios, el consejo de administración del banco contará con dos tercios de miembros independientes, según ha destacado este lunes en un comunicado BBVA.

Ana Revenga Shanklin (1963) cuenta con nacionalidad española y estadounidense y una formación académica que incluye una licenciatura en Economía y Matemáticas, un máster y doctorado en Economía por la Universidad de Harvard.

Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en el Banco Mundial, en Washington, aunque con anterioridad ocupó distintos puestos como investigadora en el National Bureau of Economic Research de EEUU, como economista en el Banco de España y profesora de economía internacional en el Centro de Estudios Monetarios y Financieros.

Raúl Galamba de Oliveira (1964) es un ingeniero portugués que ha ocupado distintos puestos de responsabilidad en la consultora McKinsey, con especial dedicación y especialización en servicios financieros.

Entre otras responsabilidades fue socio director responsable de España y Portugal, socio director responsable de la práctica global de riesgos y miembro del consejo de accionistas global, máximo órgano de gobierno de McKinsey.

Carlos Salazar (1951) es mexicano y ha estado más de 45 años trabajando en el sector privado, el mundo académico y organizaciones sociales en México.

Entre 1973 y 2019 ocupó distintos puestos en FEMSA, compañía con sede en Monterrey líder en el sector de bebidas y del comercio minorista, en la que llegó a ser director general entre 2014 y 2017.

BBVA considera que con estas incorporaciones se reforzarán competencias en áreas de conocimiento tan relevantes como la sostenibilidad, especialmente desde la perspectiva social y de ayuda al desarrollo y la igualdad de género.

La junta de accionistas servirá igualmente para validar las cuentas de 2019, reelegir como consejeras a Lourdes Máiz y Susana Rodríguez, al auditor, y aprobar para un determinado número de empleados un variable que puede hasta triplicar su sueldo fijo.