La Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos ha confirmado que España ha estado vendiendo en el país acetona, un derivado del petróleo, por debajo de los precios de mercado (dumping), lo que implica la imposición de aranceles a la exportación de este producto.

La multinacional Cepsa, con sede en Madrid, es la compañía española más afectada por la medida, a la que ha tratado de oponerse negociando para ello con el departamento estadounidense y requiriendo el apoyo del Gobierno español.

Estados Unidos inició en febrero del pasado año una investigación sobre la venta en el país de acetona procedente de España y Singapur, tras demandarlo cinco compañías del país - AdvanSix; Parsippany; Altivia Petrochemicals; Haverhill; y Olin Corporation-.

A finales de 2018, Cepsa abandonó sus operaciones en Irán por las sanciones impuestas por Estados Unidos

En octubre el Departamento de Comercio de Estados Unidos ya anunció que aplicaría aranceles a la entrada de acetona tras las investigaciones realizadas, pero que se trataba de una medida provisional mientras no se publicara la resolución definitiva. En agosto se inició la fase final de la investigación y el 21 de octubre se celebró una vista pública sobre el asunto en Washington.

"La Comisión de Comercio Internacional determina, de conformidad con la Ley de Aranceles de 1930, que la industria de Estados Unidos sufre daños materiales debido a las importaciones de acetona de Singapur y España", concluye el organismo en un informe publicado recientemente y al que ha accedido este diario.

Durante la investigación, Cepsa ha sostenido que su negocio de acetona en Estados Unidos no compite con los productores del país y que lo llevaba a cabo a través de un distribuidor estadounidense. El argumento de la compañía española, representada en el proceso por Carlos Díaz Castro, ejecutivo de la división de química del grupo, ha sido rechazado por el organismo de comercio de Estados Unidos.

Cepsa sostiene que no ha realizado dumping en EE UU, pero ha dejado el negocio de la acetona en el país

"Consideramos que no existía dumping en las exportaciones españolas de acetona al mercado de EE UU", dicen desde Cepsa en respuesta a este diario. "No obstante respetamos la decisión del regulador estadounidense", añaden, y señalan que desde el pasado mes de mayo ya no exporta acetona a EE UU

"Dado el volumen de acetona que exportábamos a EE UU (menos de un 5% de nuestra producción) y a la existencia de mercados de exportación alternativos, consideramos que esto supone un impacto mínimo para nuestras operaciones", apuntan.

Salida de Irán

El fin del negocio de la acetona de Cepsa en Estados Unidos es el segundo golpe que la petrolera recibe de la Administración Trump en menos de dos años.

A finales de 2018 Cepsa decidió abandonar sus operaciones en Irán por las sanciones impuestas por Estados Unidos a las compañías que hicieran negocio en el país. La petrolera española, controlada por Abu Dhabi y la sociedad estadounidense Carlyle, lograba el 13% de sus reservas externas de crudo en Irán.

Cepsa mantenía desde 2016 un importante acuerdo con la petrolera pública del país, National Iran Oil Company (NIOC), aprovechando la política aperturista iniciada por el expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, con Irán.