El PNV ha informado este miércoles de que ha pactado con el Gobierno la transferencia de la gestión del Ingreso Mínimo Vital al País Vasco y la Comunidad Foral de Navarra, un acuerdo que se recogerá en el real decreto-ley por el que se apruebe la renta mínima esta semana. El acuerdo podría favorecer que la próxima semana el PNV apoye la aprobación de la sexta prórroga del estado de alarma. 

"La Comunidad Autónoma Vasca y la Comunidad Foral Navarra asumirán las funciones y los servicios correspondientes al INSS (Instituto Nacional de la Seguridad Social) en relación al Ingreso Mínimo Vital. Así lo han acordado EAJ-PNV y el Gobierno español en un texto que será incorporado al Real Decreto Ley por el que se apruebe el IMV", señala el comunicado.

De acuerdo con el pacto suscrito entre el PNV y el Gobierno, "el traspaso de la gestión (...) se realizará antes del 31 de octubre de 2020. Hasta ese momento, las administraciones competentes acordarán una encomienda de gestión para realizar las actuaciones que permitan atender a los y las beneficiarias de la medida", señalan. 

850.000 familias

El Gobierno tiene previsto aprobar este viernes en Consejo de Ministros extraordinario el Ingreso Mínimo Vital, y el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, ya ha avanzado que se podrá cobrar a partir de junio. 

En total se beneficiarán 850.000 familias, un total de 2,3 millones de personas, que se encuentran en situación de pobreza por su bajo nivel de ingresos. 

Para el modelo de familia más sencillo -un adulto que vive sólo- la renta mínima garantizada será de 461 euros. El Estado no transferirá esa cantidad, sino que complementará los ingresos del hogar hasta ese nivel.