El Gobierno dedicará 1.603 millones de euros, entre 2021 y 2025, para impulsar el plan "España, Hub Audiovisual de Europa", con el objetivo de situar al país en uno "de los principales centros de producción del mundo" no solo mediante la atracción de inversión extranjera, sino de la creación propia.

El reto de este plan, presentado este miércoles por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y que se enmarca en la Agenda España Digital 2025, es convertir a España en un país líder en producción audiovisual e impulsar un ecosistema de industria y servicios orientado a exportar y competir en mercados internacionales. Una de las metas de este plan es contribuir a incrementar en un 30% la producción audiovisual en España en 2025.

"La industria audiovisual es clave por su peso en el empleo, en la economía, en nuestras identidades y en nuestra proyección internacional", ha afirmado Sánchez, que ha desgranado las claves de este plan, que se articula en cuatro ejes, el más cuantioso, de 1.330 millones de euros hasta 2025 para facilitar el acceso a financiación y para incentivos fiscales.

El segundo, de 240 millones de euros, irá destinado a la digitalización del sector; el tercero, de 18 millones de euros para mejorar la regulación y eliminar barreras administrativas, y el cuarto, de 15 millones, para la formación.

En cuanto a facilitar el acceso a la financiación e incentivos fiscales, se ampliarán el tipo de proyectos susceptibles de recibir financiación del Instituto de Crédito Oficial (ICO), así como de la Empresa Nacional de Innovación (ENISA), entre otros.

Además, el Gobierno establecerá medidas para facilitar la aplicación de los incentivos fiscales en vigor de manera que se ofrezcan certidumbres a inversores.

España como gran 'hub' audiovisual

En cuanto a los 240 millones para digitalización, se prevén actuaciones no solo para la producción, sino también para la distribución y comercialización. En este apartado, se incluye la creación de un punto único de información, el "Spain Audiovisual Hub Bureau".

Adecuar los planes de formación a las competencias demandadas por la industria; la simplificación y reducción de cargas administrativas del sistema de inmigración por razones de interés económico y la creación de una ventanilla digital para los visados y/o autorizaciones de residencia y trabajo relacionados con proyectos audiovisuales son otras de las medidas.

Sánchez ha destacado la importancia de impulsar un "modelo rentable y sostenible" en la industria audiovisual, que sea capaz de autoabastecerse y crecer. Entre otros restos, ha planteado la necesidad de que el mercado sea capaz de absorber el crecimiento de la producción prevista, de manera que se potencien las ventanas de distribución digital.

"Facilitar que nuestros productos viajen fuera de las fronteras para difundirse en otros mercados" son otros retos del Gobierno que persigue una "industria robusta". Los recursos del plan, ha explicado, provendrán de los Presupuestos Generales del Estado y de los fondos europeos.

"El sector publico se pondrá manos a la obra para que el sector pueda dar el salto de competitividad", ha afirmado. En el acto de presentación, también han participado la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto y el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes.