El Gobierno prepara un sistema informático para compartir de forma automática caras de sospechosos con otros países, tal y como avanzó Vozpópuli. Una tarea para la cual se utilizarán sistemas de Inteligencia Artificial (IA).

Los sistemas de algoritmia basados en IA permiten, entre otras cosas, comparar las caras de sospechosos en tiempo real con bases de datos que almacenan personas con causas pendientes con la Justicia. Esto supone que, en cuestión de segundos, pueda dirimirse si alguien está perseguido por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Esta tecnología de reconocimiento facial se utilizará dentro del denominado como Tratado de Prüm, adoptado por 14 países de la Unión Europea -también Reino Unido e Irlanda-, para intercambiar datos relativos a ADN, huellas dactilares y de vehículos para combatir el crimen.

Los países de la Unión Europea que se encuentran dentro del tratado son Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Eslovenia, Eslovaquia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Holanda, Hungría, Luxemburgo y Rumanía.

El Gobierno utilizará reconocimiento facial e Inteligencia Artificial en espectáculos multitudinarios, como conciertos, partidos de fútbol, ferias o congresos

"Cuando la imagen es importada al sistema, se comprueba la calidad de la misma y se extraen sus características. Se pueden realizar búsquedas  a partir de ciertos filtros, para limitar el número de 'candidatos' potenciales. Además, se dispone de un software que permite realizar búsquedas entre millones de posibles candidatos, dónde el algoritmo asigna un valor en las comparaciones y sólo los valores muy altos se muestran como posibles candidatos (en caso de haber más de uno)", explican fuentes del Ministerio del Interior a este diario.

Inteligencia Artificial que 'aprende'

El sistema informático que prepara el Ejecutivo de Pedro Sánchez trabajará con Machine Learning. Esta clase de tecnología permite que la herramienta sea capaz de 'aprender'.

"Se empleará Machine Learning. Esto implica que el sistema es entrenado previamente a partir de fotos de muestra y aprendiendo a partir de distintos parámetros que conforman el árbol de decisión". Es decir, se utilizarán fotografías para que el sistema informático sea capaz de mejorar en reconocimiento facial. Con esto se busca acelerar los tiempos.

La compartición de las imágenes de los rostros de los sospechosos de haber vulnerado la ley, en combinación con sistemas de Inteligencia Artificial, facilitará las investigaciones policiales. Se trata de una tecnología que permite cruzar información de un sospechoso relativa a su biometría almacenada en bases de datos o captada a través de cámaras fijas a pie de calle o en comercios y edificios públicos.

 El Gobierno utiliza esta tecnología en espectáculos multitudinarios de prácticamente cualquier tipo, como pueden ser partidos conciertos, eventos deportivos, congresos, ferias, etcétera. Con esto se pretende impedir el acceso de sospechosos o perseguidos por la Justicia a lugares con gran afluencia de personas. La fusión de Inteligencia Artificial y reconocimiento facial en combinación con la compartición de rostros de sospechosos con otros países permitirá que una persona perseguida por la policía en cualquier país de Europa pueda ser reconocida en España prácticamente de forma instantánea, y viceversa.

"Para un futuro a medio plazo y dentro del ámbito de las Decisiones Prüm, que deberán ser modificadas para posibilitarlo, también se contempla incluir el intercambio de datos para facilitar el reconocimiento facial automático. En España, este proceso lo llevará a cabo el SAID, que se está preparando técnicamente para asumir esa tarea", explicaban hace unos días fuentes del Ministerio del Interior a este medio.

EL SAID (Sistema Administrativo Integrado Descentralizado) es un sistema administrativo integral a través del cual se automatizan determinados procesos de a la administración pública. Es la base nacional de impresiones dactilares, donde se graban, entre otras cosas, las huellas recogidas en los escenarios en los que se produce un delito para la realización de investigaciones. Ahora, también incluirá imágenes de rostros.

Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado español comparten información sensible alojada en bases de datos. En concreto, la colaboración se extiende entre la Policía Nacional, la Guardia Civil, la Policía Foral de Navarra y los Mossos d’Esquadra. La Ertzaintza tiene su propio SAID, que desde 2015 intercambia datos con el SAID Central por vía electrónica siempre que lo reclame la policía científica.