Avance de calado en la negociación del Gobierno con los sindicatos y las comunidades autónomas para para poner freno a la temporalidad en la Administración. El Ejecutivo ha cedido a la reclamación de los sindicatos e indemnizará a los interinos que están en fraude de ley y no superen los procesos de estabilización. Lo hará con 20 días por año trabajado, con límite en 12 mensualidades.

Así se desprende del borrador de acuerdo al que han llegado el Ministerio de Función Pública que dirige Miquel Iceta y los sindicatos, y que también fue este jueves presentado a las comunidades autónomas. Este punto, el de la indemnización, era una de las principales reclamaciones de los representantes de los trabajadores, que han arrancado este compromiso al Gobierno, que en su primera propuesta se limitó a fijar en 3 años el periodo máximo por el que un interino puede estar en su puesto de forma temporal, pero no habló de indemnizaciones.

Además de a este acuerdo, según informan fuentes de CSIF también se ha acordado la garantía de prestación de servicio público, que se traduce en que si el proceso queda desierto se puede efectuar otro nombramiento por interinidad; y otros aspectos como las garantías de permanencia para los interinos durante todo el tiempo que dure el proceso de estabilización o "medidas disuasorias" para las administraciones que abusen de la temporalidad.

Respecto a este último punto, queda pendiente conocer si finalmente el Gobierno establecerá sanciones para las administraciones que incumplan y no convoquen (sanciones y compensación económica) ofertas públicas de empleo a tiempo y de qué forma se garantizará que esto se produzca.

"El derecho a esta compensación nacerá a partir de la fecha del cese efectivo, y estará referida exclusivamente al nombramiento del que traiga causa el incumplimiento. No habrá derecho a compensación ni en caso de que la finalización de la relación de servicio sea por causas disciplinarias, ni por renuncia voluntaria", reza el borrador presentado por el Gobierno, que ha sido consultado por Vozpópuli.

El Gobierno negocia con las comunidades

Con todo, Iceta convocó este jueves a las comunidades autónomas para acordar las últimas modificaciones, después de haberles presentado la semana pasada el borrador con las medidas propuestas para atajar el problema de los interinos.

Según fuentes de Función Pública, las comunidades "hicieron sus aportaciones y algunas de ellas serán incluidas" antes de aprobarse el texto. Cabe recordar que la intención del Ministerio en esta negociación ha sido elaborar "un documento consensuado", también con las entidades locales y los agentes sociales, para poder aplicar un "proceso homogéneo" en toda España. El grueso de esta reforma se llevará previsiblemente al Consejo de Ministros el próximo martes.