El Gobierno está esperando a consensuar una respuesta unificada en el seno de la Unión Europea para decidir qué medidas económicas activa para facilitar que los padres se queden a cargo de sus hijos en las comunidades autónomas en las que se ha suspendido la enseñanza y, por otro lado, ayudar a las empresas que están sufriendo el parón de actividad

Esta tarde, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mantendrá una videoconferencia con el resto de líderes europeos y los responsables de la Comisión Europea (CE) para consensuar una respuesta armonizada de política fiscal y, sobre todo, para lograr que Bruselas permita a los países aumentar su gasto y que éste no compute en el déficit público. 

Italia ha anunciado esta semana que la Comisión Europea le ha permitido, por carta, ampliar su paquete de estímulos sin que eso comprometa sus objetivos de estabilidad. Fuentes del Gobierno confirman a Vozpópuli que "España quiere conseguir lo mismo". 

Una vez que España tenga luz verde de Bruselas, Sánchez comparecerá esta tarde para dar una respuesta institucional al coronavirus y lanzar un mensaje de tranquilidad para la economía y los mercados. 

El siguiente paso será el jueves celebrar una reunión con sindicatos y patronal y, después, celebrará un Consejo de Ministros extraordinario en el que aprobará esas medidas previa foto de consenso con los agentes sociales.

Medidas para los padres y liquidez para pymes 

Por un lado, se aprobarán medidas para ayudar a los padres que se tienen que quedar en casa con sus hijos en la Comunidad de Madrid y País Vasco. Fuentes del Ministerio de Hacienda han confirmado que no serán ayudas directas a los progenitores, por lo que se entiende que serán a las empresas en las que están empleados. 

Los menores dejarán de ir a los colegios, institutos y universidades este miércoles, por lo que si las medidas entran en vigor el viernes, los padres tendrán que arreglárselas durante miércoles y jueves

Por otro lado, el Gobierno aprobará medidas para las empresas que están sufriendo las consecuencias del parón económico, que se materializarán en líneas de crédito facilitadas por el Instituto de Crédito Oficial (ICO), sobre todo para las pymes.